14.1 C
Talca
InicioOpiniónADIÓS A LA MENTALIDAD DEL OCTUBRISMO por Ervin Castillo Arancibia

ADIÓS A LA MENTALIDAD DEL OCTUBRISMO por Ervin Castillo Arancibia

Claro, contundente, apabullante, sin espacio a duda alguna. El triunfo del Rechazo el pasado Domingo, significó una gran despedida del pueblo de Chile a la mentalidad del «octubrismo chileno», esa corriente social e ideológica, que con la retroexcavadora comandando las labores, pretendió refundar la historia política y cultural chilena, anulando del espacio público al que osara pensar distinto, reformulando un país en clave de buenos y malos, vencedores y vencidos. El margen de la participación y la diferencia entre las dos opciones consultadas en el Plebiscito de Salida, vuelven a cambiar casi por completo el esquema político en el país, o quizá más bien, hacen retomar las cosas a su lugar: ese Chile mayoritario de pescadores, campesinos, trabajadores de la construcción, pequeños pymes, empresarios, y también funcionarios públicos, que quieren mejoras para su país, porque quieren a su Nación, a su bandera y su Himno, porque están orgullosos de sus raíces y de su historia, sabiendo que las cosas se han ido consiguiendo por esfuerzo y no por obra de magia. Un Chile en donde todos tienen un lugar, en el que las diferencias son enfrentadas en forma positiva y constructiva.

El triunfo del Rechazo significa la continuidad del Proceso Constituyente, pero esta vez desde el imperativo moral de un proceso sustentado en la diversidad de opiniones, el respeto, la libertad y la responsabilidad pública, con convencionales que abandonen los caprichos ideológicos y sus frustraciones personales, para poner en primer lugar la necesidad de avanzar hacia un Pacto Social a través de la Constitución, que interprete a las chilenas y chilenos.
La histórica elección, eso si, no debe nublar a las fuerzas que estuvieron con la opción mayoritaria, ya que esto no supone un cheque en blanco, un pase liberado a conveniencia de meros réditos electorales. La urgente altura de miras implica abrazar el sentir del pueblo chileno, que quiere cambios y transformaciones bien hechas, valorando a quienes piensan distinto, desde la base de entender que una Constitución debe expresar la diversidad de las personas, desde principios y valores comunes que no le pertenezcan a un sector político por sobre otro. Ojalá, exista la capacidad de autocrítica de quienes despreciando el derecho a decidir de la comunidad, miraron en menos a sus semejantes, olvidando ese rico ADN tan propio de nuestra tierra. Con la humildad que no tuvo la Convención y sus Convencionales, a jugarnos por la voz nítida de nuestros vecinos y vecinas, por sintonizar con ese Chile que dejó de estar en silencio y optó por hacerse cargo. No podemos fallarles.
Ervin Castillo Arancibia
Concejal de Talca
Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas