12.8 C
Talca
InicioCrónicaAlfredo Moreno: “Uno por uno no se pueden hacer cambios, pero todos juntos...

Alfredo Moreno: “Uno por uno no se pueden hacer cambios, pero todos juntos sí”

Alfredo Moreno, empresario y excanciller, a quien le correspondió ejercer distintos cargos públicos y, ahora, con un perfil ciudadano, explica lo que hay detrás de la Fundación Maule

¿Cuál es la motivación para impulsar la Fundación Maule y convocar a un importante grupo de personalidades?

“Yo no nací en el Maule, pero llegué hace 30 años y me enamoré de esta región, de su gente, de sus tradiciones. Aquí descubrí el campo, los caballos y a la ruralidad. Ahora ya terminé mis labores públicas y estoy retomando actividades privadas que he realizado casi toda mi vida. Pero me parece que las personas que han tenido más suerte tienen la responsabilidad de aportar un granito de aren.

En ese contexto, veo que hay grandes oportunidades, grandes recursos naturales, grandes valores de la gente y mucho valor en la historia. Pero, también, es una región con graves problemas, donde mucha gente tiene dificultades, con mucha pobreza y muchas carencias. Luego, en la parte rural y en las ciudades se está sufriendo con la falta de seguridad. Y, entonces, me pareció que había que colaborar”.

¿Y cómo hacerlo?

“En la forma en que he aprendido a través de la vida para que las cosas realmente resultan cuando la gente deja a un lado los colores políticos y los bandos, poniendo como foco resolver los problemas o colaborar para su solución. Esto es lo que he tratado de hacer en la vida pública y en la vida privada. Y pienso que en el caso del Maule es totalmente aplicable”.

¿Qué ha percibido tras dialogar con distintos actores del quehacer regional?

“Lo que yo percibo en esas conversaciones que tuvimos mientras decidíamos si nos embarcábamos en esta aventura, es que hay una tremenda disposición a ayudar, hay un tremendo cariño por la región. La gente ve que, desde su lugar, a veces, siente que es poco lo que puede hacer. Pero cuando uno le dice que vamos a unir muchas manos, cabezas y esfuerzos, entonces, el ánimo cambia. Eso es lo que percibí con todos los gremios productivos, quienes están muy preocupados por la situación de la región. Por ello, están muy entusiasmados por ser un aporte y con esa esperanza de que, como digo, quizás uno por uno no se pueden hacer muchos cambios, pero todos juntos sí podemos hacerlo”.

¿Qué rol juega el sector público en esta perspectiva?

“El sector público es muy importante en la solución de los problemas de los ciudadanos. Naturalmente, tampoco puede resolverlo todo, por lo cual, hay que colaborar. Es plenamente válido tener distintas opciones de cómo se resuelven los problemas, pero en todo lo que la gente pueda colaborar, bienvenido sea.

No hay una manera de resolver los problemas importantes y relevantes sin el sector público. A veces, hay que cambiar leyes, reglamentos o utilizar fondos regionales o nacionales. Por ello, esperamos colaborar con el sector público, tanto regionales como nacionales, de manera tal que ellos puedan cumplir con sus objetivos y la región progrese”.

¿La Gobernadora Regional podría ser convocada a esta instancia?

“Por supuesto. Yo creo, en general, que los gobernadores regionales son figuras totalmente nuevas para nosotros, porque antes no existían. Pienso que, hasta ahora, mi impresión es que los gobernadores han sido una innovación positiva. Una figura que pasa a representar la región frente a las autoridades centrales. Insisto que no conozco la realidad específica, porque no tengo interés político en esto. Pero creo que el cargo de gobernador ha demostrado que es necesario y que, con el tiempo, tienen que contar con más atribuciones y facultades. Y mientras se demuestre responsabilidad en la ejecución del cargo, pienso que va a ser en beneficio de todas las regiones”.

¿Entonces esa figura se rescata del actual esquema de poder en las regiones y en la estructura institucional?

“Es una de las cosas en las cuales hemos progresado. El excesivo centralismo y que todo se resuelva en Santiago, es agobiante para las regiones. La gente en Santiago no logra apreciar lo que son las necesidades de las comunidades que viven en Cauquenes o en Linares. Tampoco los matices que hacen la diferencia entre una solución u otra y lo importante que es eso para las personas. Por ello, las cosas no se hacen en la forma debida y tampoco con la celeridad necesaria. Por ello, creo que mientras más presente tengamos la opinión de la ciudadanía, es mejor”.

- Publicidad -
Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas