18 C
Talca
InicioCrónicaAntonio Walker: “Chile no puede ser gobernado por las redes sociales”

Antonio Walker: “Chile no puede ser gobernado por las redes sociales”

¿En qué calidad se va a presentar a las elecciones de constituyentes?

“Chile Vamos logró una lista única para la Convención Constituyente. Y yo voy como independiente en un cupo Evópoli”.

¿Y no había posibilidad de ir como independiente a secas?

“Lo que pasa es que yo estoy muy comprometido con Chile Vamos. Llevo tres años trabajando en el Gobierno y también por la unidad de Chile Vamos. Entonces, estoy muy identificado, siendo independiente y nunca antes militado en un partido político. Creo que el espacio que tenemos los independientes en esta oportunidad es muy valioso”

¿Qué lecciones sacó usted tras el plebiscito del 25 de octubre?

“La gente nos dijo que quiere una nueva Constitución, consensuada y participativa para que tenga legitimidad. Y en segundo lugar, la gente nos dijo que esta Constitución la construya gente independiente, con sentido común y que tenga muy bien puestos los pies en la tierra. Y la gente no quiso que sea el Parlamento el que escriba esta nueva Constitución. Entonces, son dos mandatos de la ciudadanía muy claros. Por eso, tiene mucho valor que llegue gente con perfil distinto a los militantes de partidos políticos”.

¿Cuál es su opinión frente al pacto de Chile Vamos con Republicanos pensando que Evópoli ha sido justamente el partido más crítico?

“Creo que tenemos que congelar las militancias en los partidos de Chile Vamos en los próximos 14 meses. La unidad ante todo. El gran partido tiene que ser Chile Vamos. Esa es mi postura. Por eso, hago un llamado a la unidad de Chile Vamos y trabajemos por esta lista única”.

¿Pero qué unidad marca esta lista única cuando todos saben que Evópoli piensa muy distinto que Republicanos frente a temas relevantes justamente para lo que será la convención constituyente?

“Es un pacto solamente por constituyentes con Republicanos. Se analizaron todos los candidatos y se consideró que Republicanos tenía candidatos muy capacitados que podían ser un aporte. También que con este pacto podíamos tener un número mayor de constituyentes. 

Y de lo que se trata es de construir una gran mayoría política que nos permita llegar a grandes acuerdos con la oposición, porque lo que tenemos que reflejar en esta Constitución es poner en la letra el sentido común de la gente. Por ello, hemos llamado a que esta es la Constitución de la dignidad, donde la meritocracia y la igualdad de trato son fundamentales. 

Entonces, creo que para esta constituyente es muy importante ampliar lo más posible los pactos, para construir una gran mayoría política con la gente sensata de oposición, y estoy pensando en la Unidad Constituyente, porque lo que quieren los chilenos es que abandonemos las trincheras, que abandonemos los partidos y que escribamos una Constitución que represente a la gente común y corriente. 

Y tenemos que ser muy responsables frente al mandato que nos dieron los chilenos. Por ello, pretendo ser un puente que construya unidad para representar a la gente que está cansada de la política chica, para que pensemos en la clase media y en las regiones”.

¿Cuándo la gente votó que no a la convención mixta se refería no sólo a parlamentarios, sino también a la institucionalidad? Se lo pregunto por su carácter de ex ministro de Agricultura.

“Yo justamente creo que acá hay un gesto de abandonar un ministerio que tenía 12 servicios, con 16 mil personas para servir a la agricultura desde Arica a Punta Arenas, a los 300 mil agricultores de Chile y al millón de personas que trabaja en forma indirecta en el campo. Creo que ese gesto fue de mucha humildad. De volver a la región del Maule, que es mi región, donde nacieron mis seis hijos y donde llevo 30 años trabajando. 

Dejo el ministerio, dejo una situación de confort para venir a trabajar por mi región, para representar a mi región. Y para representar en la constituyente al mundo rural, porque mi objetivo es acortar la brecha entre el mundo rural y urbano, por esta tremenda desigualdad. Otro de mis objetivos es luchar y trabajar por la regionalización. 

Por ello, una de mis consignas en el ministerio fue escuchar al mundo rural, porque Santiago no es Chile. Y cuando uno lleva 30 años trabajando en el mundo rural y tres años en el Ministerio de Agricultura, desplegado por todo Chile, creo que me da una visión privilegiada para poder representar al Maule en la constituyente”.

¿Cuál es su respuesta frente a los cuestionamientos a su persona respecto a una supuesta acumulación de derechos de agua?

“Chile no puede ser gobernado por las redes sociales. Yo desmiento categóricamente lo que ha salido en redes sociales. Mi único delito es ser agricultor. Y como Antonio Walker, si usted va a la DGA y pone mi RUT, le va a decir que yo no tengo ni un litro de derechos de agua. Los que tienen derechos de agua inscritos son la agrícola, donde he trabajado por 30 años. Y para mí, lo que he hecho estos 30 años es motivo de mucho orgullo, porque lo que hacen los agricultores es transformar el agua en alimento, en empleo y en desarrollo.

Yo estoy convencido que la pobreza rural la vamos a sacar adelante con una agricultura sustentable. Vuelvo a decir que esto es una campaña de desprestigio, con mentiras, con calumnias en mi contra. Ha sido muy doloroso para mí y mi familia que me atribuyan 29 mil litros por segundo de agua. 

¿Qué río en el Maule lleva 29 mil litros por segundo de agua? Eso es falso, es violencia verbal, que no la puedo aceptar. Y esta es una campaña que me ha hecho mucho daño en lo personal y familiar. ¿Quién del Maule que me conozca hace 30 años puede creer eso? Yo soy un agricultor más de  Chile y eso es motivo de mucha satisfacción y orgullo. Y las agrícolas tienen sus derechos inscritos. ¿Y para qué es el agua?  Es para producir alimentos y para crear oportunidades. Por ello, tenemos que transformar al Maule en una agricultura moderna, especialmente, para los jóvenes”.

¿En el tema de fondo, usted es partidario de qué tipo de modelo político?

“En esta Convención Constituyente, vamos a decidir el sistema político chileno, este decir, si es presidencialismo, semi presidencialismo o parlamentarismo.  Eso lo tenemos que discutir. Yo soy partidario de un semi presidencialismo, donde las decisiones las tomen las regiones. Por ello, es tan importante esta nueva figura de un gobernador regional, porque nunca antes habíamos votado por esta nueva figura política.

Es un paso muy importante hacia la profundización de la democracia. Y cuando tenemos una democracia más profunda y moderna, esto hace que la gente se sienta participando en esta nueva hoja de ruta. Habiendo estado tres años en el gobierno central y 30 años en el Maule, que las regiones tienen que tomar sus propias decisiones. Justamente, a través de la figura del Gobernador Regional. Cada vez tenemos que tener mayor autonomía”. 

¿Se imagina usted a las empresas grandes de Chile tributando en regiones?

“Es un tema que vamos a tener que discutir en la constituyente…”.

¿Pero usted es partidario?

“Celebro mucho que, por primera vez, podamos elegir un Gobernador Regional, y no nos van a asignar un Intendente desde Santiago. Creo que hay que perfeccionar esta figura, con mayores atribuciones que las que tiene actualmente. La elección es un primer paso, pero no es el definitivo. Yo por supuesto que soy partidario de que las empresas tributen en regiones y que lo que se genera en las regiones quede allí. Pero también hay que aprovechar el gobierno central, que hace mucho por las regiones, como abrir mercados en todo el mundo. Entonces, creo en la profundización de la regionalización”.

Uno de los primeros debates en la constituyente será el tema de los dos tercios para llegar a acuerdos. ¿Usted es partidario de mantener esa regla o de instar por su modificación?

“No. Yo creo que es muy importante respetar las reglas de lo que los chilenos aprobaron en el plebiscito. Eso no lo podemos cambiar. Entonces, es muy importante, porque los dos tercios nos obligan a pactar. Por ello, esta no es una hoja en blanco, justamente por esa regla que nos obliga a pactar y a consensuar. Esta Constitución debe ser aprobada por una gran mayoría de los chilenos. ¿Por qué no aprobar por unanimidad lo que la gente quiere para Chile? Y yo creo en los grandes acuerdos. No son una cocina. Cuando Chile ha sido más exitoso es cuando nos hemos unido en torno a los grandes desafíos. Tenemos que abandonar la trinchera política. Por ello, uno como independiente puede ser un gran aporte”.

¿Y el pacto de Chile Vamos con el Partido Republicanos no busca justamente alcanzar ese tercio de votos que obliga a los otros a negociar para aprobar la nueva Constitución?

“No. Ese pacto busca ampliar la coalición. Repito que tenemos diferencias profundas con Republicanos, pero cuando uno ve la lista de candidatos de Republicanos, se ve gente muy calificada y preparada”. 

¿Cuál es su mensaje para los maulinos?

“Yo quiero decir que el Maule es pura agricultura y mundo rural, donde hay el doble de pobreza que el mundo urbano. Tener una agricultura moderna es vital para sacar al Maule de la pobreza. Por ello, quiero ser el constituyente que represente a la agricultura familiar campesina, porque creo en el cooperativismo moderno”.

- Publicidad -
Mantente Informado
1,603SeguidoresSeguir
627SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - - Publicidad -
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí