17.9 C
Talca
InicioCrónicaAyunos no son efectivos para mantener una vida saludable

Ayunos no son efectivos para mantener una vida saludable

Los ayunos forman parte de las tendencias actuales, distintos sitios en internet y redes sociales, recomiendan estos métodos para bajar de peso. Aseguran ser una solución efectiva y saludable, para bajar en poco tiempo, esos kilos de más que se adquirieron durante la cuarentena.

Tras meses de confinamiento, cada vez se hace más común acudir este tipo de métodos. A tanto ha llegado el revuelo por bajar de peso, que hace un tiempo se dio a conocer el ayuno de 21 días al cual se sometió un personaje televisivo, que, durante ese periodo, solo consumió agua, alcanzando un peso de 40 kilos, lo que generó opiniones divididas en las personas.

Lo primero que debo aclarar es que el ayuno de 21 días no es recomendado, para ningún tipo de persona, ni que quiera bajar de peso, o hacer un détox. Nadie puede ser sometida a un ayuno tan extremo, sin ningún tipo de alimento durante un periodo tan prolongado. No existe ningún fundamento que lo avale, no hay evidencia científica, son solamente dietas extremas. Y, en cualquier caso, aunque una persona esté sana antes de comenzar un ayuno tan extremo, no están conscientes del daño que le hacen a su cuerpo, las consecuencias son graves, y dañinas a largo tiempo.

Lo más preocupante es que este tipo de modas que se toman las redes sociales y que son publicadas en portales digitales, llegan también a los adolescentes y jóvenes. No es llegar y promocionar algo así, porque hay adolescentes con trastorno de la conducta alimentaria, que pueden ver esto como un buen ejemplo. Además, ella comentó que estaba feliz después de los 21 días, pero pesaba menos de 40 kilos. Están lejos de ser saludables los efectos que causan estos planes.

El ayuno intermitente lo que propone es alargar los periodos de ayuno durante más horas al día, por ejemplo, hacer ayunos de 16 horas, y luego comer dos veces durante las otras 8 horas, porque generalmente nuestros ayunos de la noche son entre 7-8 horas máximo, pero esto propone hacer ayunos más largos y luego comer cada cuatro horas. Esto es lo que propone el ayuno intermitente, con el objetivo de détox, que también la evidencia científica lo descarta.

¿Qué es lo que se pierde más rápido cuando se realizan los ayunos? principalmente masa muscular y agua, cuando yo vuelvo a mi alimentación habitual, porque nadie dura toda la vida haciendo ayuno intermitente, lo más probable es que todo el peso perdido, lo que recupere, porque voy a volver a ingerir más agua y alimentos, los que aumentarán mi masa corporal, eso claramente va aumentar el peso. Por eso hay que ser asesorados por expertos antes de tomar consejos por personas que no son del área.

Para nadie es desconocido que desde hace un tiempo se han vuelto comunes los batidos détox y jugos verdes, alimentos más saludables con el fundamento que sirven para desintoxicar el cuerpo. Para la docente, la evidencia que existe al respecto, indica que no es tan así. “Nuestro cuerpo es tan sabio, que los principales órganos que se encargan de eliminar lo que no nos sirve, son el hígado, los riñones y los pulmones, en el caso de la orina y la respiración.

Por lo tanto, consumir alimentos con el slogan de “détox” no tiene mayores beneficios ni efectos, lo que si hay que reconocer es que estamos consumiendo mayores vitaminas en un jugo, pero incluso, ni siquiera tanta fibra como esperamos, porque al estar todo licuado, la fibra se pierde, por lo tanto, puede tener mayores beneficios, pero no así significativamente, siempre será mejor consumir mayor cantidad de verduras y frutas.

La forma correcta si hemos notado que subimos de peso es retomar a lo rutina que teníamos antes del confinamiento, principalmente en los horarios de alimentación, y retomar la actividad física, de a los menos 30 a 45 minutos de una intensidad que sientan que el corazón se acelere, la idea es sentir que nos aceleramos un poco y que el cuerpo se está activando, y aumentar el consumo de agua y líquidos en general.

Recomiendo a los padres, estar atentos a si observan cambios de hábitos drásticos en la alimentación de sus hijas e hijos, esto puede ser como que dejen de consumir ciertos alimentos, que pasen mucho tiempo en sus piezas encerrados o en el baño, o que incluso, utilicen ropa muy holgada que impida ver si sus cuerpos han experimentados cambios de peso. Tienen que estar atentos a los cambios de hábitos de sus hijos, hay que observar el comportamiento diario, para evitar que puedan sufrir trastornos alimenticios.

 

- Publicidad -
Mantente Informado
1,603SeguidoresSeguir
627SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - - Publicidad -
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí