14 C
Talca
InicioEconomíaConfianza empresarial se mantiene moderadamente pesimista

Confianza empresarial se mantiene moderadamente pesimista

Diagnóstico se mantiene por cuarto mes consecutivo en la región

¿Cuál es el diagnóstico?

La confianza empresarial en la Región del Maule mantuvo durante el mes de julio su pesimismo por cuarto mes consecutivo en un nivel “moderadamente pesimista”, según constató el Índice de Confianza Empresarial (ICE), un indicador que elabora la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile con metodología de la Universidad del Desarrollo y el apoyo de la Asociación de Industriales del Centro (ASICENT).

¿Qué ocurre por sector socioeconómico?

Según indicó el informe por sectores económicos, tres incrementaron la confianza y dos no mostraron variaciones. En Industria y Construcción, la confianza avanzó desde “pesimista” hasta “moderadamente pesimista”, y en Agrícola lo hizo desde “moderadamente pesimista” hasta “levemente pesimista”, mientras que en los sectores Comercio y Financiero la confianza se ubicó, al igual que en junio, en “levemente pesimista” y “moderadamente pesimista”, respectivamente. “Con todo, los principales sectores han ubicado su confianza en terreno negativo desde principios de año”, sostuvo el documento.

¿Qué ocurre con la percepción empresarial?

En relación a las principales percepciones, éstas se han ubicado de manera generalizada en terreno pesimista, sin embargo, en julio dos mostraron avances y cuatro se mantuvieron. Las relativas a Precio de los insumos y Contratación de trabajadores avanzaron, la primera desde “pesimista” hasta “neutral” y la segunda desde “extraordinariamente pesimista” hasta “muy pesimista”, mientras que Nivel de inventarios, Situación del negocio, Situación de la economía y Demanda nacional no mostraron variaciones de confianza respecto del mes previo, ubicándose en niveles “pesimista”, “muy pesimista” y las dos últimas en “extraordinariamente pesimista”.

¿Qué dice una experta de la U. Autónoma?

Lla Vicedecana de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile, Jennifer Rivera, planteó que estos resultados son consistentes con la información respecto del funcionamiento de la economía nacional, considerando las variables internas y externas que golpean el desempeño económico del país tanto en materia de actividad económica como en lo que tiene relación con la inflación. “Esta última que se ha transformado en un problema cada vez de mayor preocupación producto de su persistencia y de la escalada alcista que han tenido los precios de bienes, sobre todo los que forman parte de la canasta básica. Se suma a esto el fenómeno que hemos estado observando respecto de la cotización internacional del precio del cobre y lo que ocurre con el valor del petróleo y la cotización de la divisa norteamericana”, explicó Rivera.

¿Cómo va a evolucionar el contexto económico?

La académica agregó que con estas circunstancias debiera darse en las próximas mediciones condiciones muy similares, sobre todo si se considera la información entregada por el último Índice Mensual de Actividad Económica (IMACEC), que “viene mostrando una suerte de ralentización de la economía nacional, lo que permite hablar con más certeza de que el fantasma de la recesión es una posibilidad y un escenario que se baraja para la economía nacional, que tiene proyecciones de crecimiento para Chile que están en un rango del 1,5 a 1,9% por debajo de lo que se proyectaba a mediados de año. A eso sumarle la inflación que ya, sin duda, superó la barrera del 11% para el cierre del año 2022, lo que ha ido configurando un escenario bastante poco favorable para pensar que la crisis económica va a empezar a ceder. Lo más probable es que tengamos un segundo semestre todavía con efectos de procesos de inflación, con efectos desde el punto de vista de la actividad económica y de hecho con proyecciones de crecimiento de la economía nacional para el próximo año que se han ajustado con sesgo a la baja de manera bien notoria. Sin duda que este escenario pesimista de parte de los empresarios de la Región del Maule es muy convergente, muy consistente y alineado con lo que estamos recibiendo como información respecto de las proyecciones, por un lado, y por otra parte, de lo que son los resultados que se están obteniendo”, analizó.

¿Cómo ha evolucionado el índice?

Según el informe, en julio la atenuación del pesimismo en el sector Industria se debió principalmente a una percepción más favorable respecto de la situación general del negocio reciente y sobre la situación general de la economía esperada para los siguientes tres meses. En Agrícola, también se atenuó el pesimismo debido a una posición más favorable respecto del nivel de precios de los productos en los siguientes tres meses, la cual fue contrarrestada con una menos favorable posición respecto del precio de los insumos para igual período. En contraste, en el sector Construcción la confianza avanzó principalmente por una posición más favorable respecto del precio de los insumos para los siguientes tres meses, en parte contrarrestado por resultados recientes inferiores a los estimados. En las principales percepciones del ICE Maule, la relativa a Precio de los insumos avanzó impulsada principalmente desde Industria y Comercio, a pesar del menor optimismo observado en el sector Agrícola. Por su parte, la relativa a Contratación de trabajadores mejoró impulsada desde los sectores Agrícola, Comercio e Industria, no mostrando variaciones significativas en Construcción y Financiero.

Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas