28.4 C
Talca
InicioCiudadano KeinDAKHA BRAKHA por Ciudadano Kane

DAKHA BRAKHA por Ciudadano Kane

Dan ganas de ponerse a saltar. Brincar muy alto, mover la cabeza, levantar los brazos. Unas ganas locas de que estuvieras aquí, un cosquilleo en la guata, unos latidos escapándose de mi corazón. Un susurro a la distancia que me pide no dejes de saltar. Muévete hasta que estalles en mil pedazos.

Baila mientras las balas silban sobre tu cabeza y las bombas iluminan tus pesadillas. Baila enfundado en botas militares acercándose por las calles desiertas. Salta y súbete a una granada, aguántala con los dientes, prométele que todo va a estar bien.

Sube el volumen, que se despierten tus vecinos, que se pongan a bailar, que saluden como nunca lo hicieron. Imagínate que mañana nos encontramos en el metro después de 20 años sin vernos. Arropaditos, sentados en el suelo, espalda con espalda. Solo tu aroma te delata, el mismo que se me pegó como un estribillo pegajoso en ese concierto de Dakha Brakha.

¡Qué manera de saltar ese día! ¡Qué manera de chillar, de manotear fantasmas! Que linda manera de enamorarme de Nina, de Iryna y de Olena. Con permiso de Marko. Esos sombreros tan altos, esos trajes tan bellos, esos sonidos de Vesna. Que se escuchen en medio de los estallidos, de los discursos bienintencionados, de los análisis sesudos, de las promesas incumplidas. Que escurran como un magma camino al mar, sin remedio, con el único objetivo de inventarse una patria, un pedazo de tierra nueva, virgen por un segundo.

Dakha Brakha. Dar y tomar.

Y tú preocupada de los niños. Yo ilusionándome. No creas que es tan simple. El mundo no se cae a pedazos. Al menos no este año. Aunque lo parezca, aunque seamos unos estúpidos aguafiestas.

Déjame vivir un poco más. Unos cuantos años. Unos pocos besos. Algunos abrazos. Lo suficiente para terminar de escuchar el último disco y que sus ecos queden resonando para siempre. Si no fuera mucho pedir.

Dakha Brakha. Saltar hasta alcanzar las bombas. Hasta que se escuche en Pekín, en Taiwán, en Israel, en Palestina, en Siria, en Santiago de Chile, en la Plaza Italia, en el Congreso Nacional.

Putin, sacúdete en tu tumba.

Ciudadano Kein

- Publicidad -
Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas