7.5 C
Talca
InicioCrónicaDaniel Jadue: “La derecha ha hundido a Talca en la corrupción”

Daniel Jadue: “La derecha ha hundido a Talca en la corrupción”

Daniel Jadue se hace notar y él lo sabe. Lo ha hecho como alcalde de Recoleta, donde irrumpió con una nueva forma de hacer política social, y cuyos réditos lo posicionan hoy, como opción para una eventual carrera presidencial.

“Uno se traslada a cualquier lugar del país y a todos les encantaría tener una farmacia popular, una óptica popular, una inmobiliaria popular o una librería popular. Esto permitió cambiar el imaginario colectivo. Hace algún tiempo muchos se convencían de que no era posible cambiar nada, hasta que comienza a ser posible cambiar muchas cosas, y finalmente terminamos con el convencimiento de que está la fuerza para cambiar todo”, enfatiza con orgullo.

¿Cuál es su crítica a la gestión de los gobiernos surgidos tras la recuperación de la democracia?

“La Concertación de Partidos por la Democracia convenció a todos los chilenos que la alegría ya venía y que si les hacían caso a ellos y hacían todo lo que al modelo decía, iban a tener una buena vida.

A partir del gobierno de Frei, la gente deja de creer en ellos y se dan cuenta que, en vez de desmantelar el modelo de la dictadura, lo profundizan. Se terminó privatizando el crédito universitario, las sanitarias, las carretas, el futbol, la educación, la cultura y la salud; y aunque Chile se comportó súper bien en términos de la conducta ciudadana, la buena vida nunca llegó.

Los que hoy día pelean por no más AFP, fueron parte de sus directorios, y se olvidan que el Partido Comunista estaba en contra de éstas en el año 89. El PC pidió una nueva Carta Fundamental, mientras que los dirigentes de la Concertación apostaron por la Constitución de Pinochet. Entonces el PC ha estado en esta posición históricamente, y es a eso a lo que me refiero cuando digo que todas esas ideas que eran minoritarias hoy son de la mayoría”.

¿Y Recoleta fue la tierra fértil donde el cultivo germinó y dio frutos…?

“Lo que hicimos en Recoleta está en el programa de Luis Emilio Recabarren, quien en 1920 dice que las municipalidades sólo deben dedicarse a abaratar, simplificar y facilitar la vida de los ciudadanos. Y a eso nos hemos dedicado en estos últimos años (…) Hemos dotado a la comuna de una serie de servicios que no existían o que estaban coludidos en sus precios. Esto nos ha puesto en la retina de los chilenos y chilenas, porque todos se imaginan que lo que pasa en Recoleta podría pasar en todo Chile si hubiera voluntad política. Qué distinto sería si desde Arica a Magallanes la gente pagara precios justos por los medicamentos, por los lentes, los libros, por la música y por los arriendos. Sería otro país”.

¿Existe una “fórmula popular” posible de replicar en otras comunas del país de manera transversal?

“Quienes gobernaron por 25 años nunca pudieron hacerlo y hoy se están rindiendo ante la evidencia. Su error está en creer que las cosas las tiene que resolver el mercado, pero nosotros los comunistas decimos que son las autoridades las que tiene que resolver los problemas de la gente. Para eso nos eligen, y no para estar recibiendo un sueldo de manera estática, preocupándonos de nuestros privilegios o de entrar al club del uno por ciento de los con más ingresos en Chile (…) A un alcalde se le contrata por cuatro años para trabajar, facilitar y simplificar la vida de los ciudadanos”.

¿Su experiencia comunal sería un ejemplo claro que un comunista puede administrar y gestionar?

“Y no sólo que podemos gobernar, sino que lo hacemos mejor que los demás. Es distinto administrar riqueza que administrar pobreza. Las Condes, por ejemplo, tiene 1 millón 300 mil pesos de habitantes al año y nosotros 322 mil pesos anuales por habitante. Así que los invito a que saquen cuentas de quién es el mejor administrador. Entonces a quienes ven similitudes con Lavín, yo les digo que no nos parecemos en nada. Él es parte del modelo y yo soy contrario al modelo. A él no le creen en su sector y a mí en la izquierda si me creen. A todo lo anterior, hay que sumarle que Recoleta es hoy día una de las comunas más transparentes de Chile. Con Lavín no somos iguales para nada”.

CARRERA PRESIDENCIAL

¿Cómo visualiza el panorama presidencial?

“Las presidenciales en Chile no desaparecen nunca. Siempre están en discusión (…) Lo cierto si es que todas las elecciones se tienen que mirar como un continuo, porque si te va mal en las municipales se dificulta lo que sigue y si te va bien, el siguiente paso se ve más fácil. Entonces están concatenadas y nadie las puede separar. Ahora para la definición del candidato o la candidata todavía queda; y es que la política tiene dos tiempos, que son el desarrollo de la fuerza propia y el minuto de la unidad y los acuerdos”.

¿Hoy se está en la etapa de ver quién puede llegar más lejos?

“Hay un momento en donde todos los que pertenecen a sectores de similares identidades están luchando por tener el mejor derecho a dirigir el proceso. Cuando se sepa quién puede crecer más, nos sentaremos a la mesa, sacaremos la radiografía y analizaremos al que sacó 20, al que obtuvo 10 y también el que tuvo 5. Ahí recién veremos con cual nos vamos, juntándonos detrás de él y empujamos para el mismo lado. Ese minuto aún no ha llegado, pero cuando llegue le aseguro que esto se ordenará mucho más”.

A la hora de asumir una opción presidencial el PC es pragmático y sus candidaturas han sido más bien testimoniales. ¿Qué pasa hoy que existe mayor efervescencia al mirar a La Moneda? ¿Hay más convencimiento de que van en la línea correcta? o ¿el trabajo hecho es aval para buscar esta opción?     

“Yo nunca he dicho que quiero ser Presidente y mi partido tampoco no me ha nominado. Si bien aparecemos bien posicionados en las encuestas, en las que no creo por lo demás, es porque la ciudadanía nos ha puesto ahí. Si llegará a concretarse una candidatura, será porque nació desde la gente y del que mira lo que hemos hecho en Recoleta y lo sueña para todo Chile”.

Pero el aparecer en los sondeos implica un desafío y una responsabilidad personal y colectiva…

“Es una satisfacción y es una alegría, porque dice que lo que se viene haciendo hace sentido a todos los chilenas y chilenos. También provoca orgullo, y es que lo que se materializa con tu equipo de trabajo y con tu partido, da esperanza de cambio y una nueva confianza de que las cosas pueden ser distintas”.

¿Cómo se enfrentan las críticas que surgen cuando el PC dejó de manifiesto su intención de querer levantar una opción presidencial? 

“Uno enfrenta de distinta manera las criticas bien intencionadas de aquellas que son mala leche. Imagínate que los mismos que nos han venido a pedir los votos un sinfín de oportunidades, hoy dicen que no pueden ir con nosotros (…) Cuando dije estoy disponible, apareció un coro de personas, y acá hablo de las directivas, con las cuales hemos trabajado juntos, quienes dicen que Chile se merece más; o sea dicen que somos poca cosa para el país”.

La DC y el PPD han sido duros en sus dichos…   

“Hoy tenemos proyectos distintos, y claro que han sido durísimos. En lo personal, me llamó la atención la respuesta de dirigentes del PDC cuando apareció la disponibilidad de mi candidatura. Me pareció de otros tiempos, de un anticomunismo bastante burdo. Por otra parte, parece que Heraldo Muñoz se olvidó de todas las veces que su sector ganó con los votos comunistas (…)

Ahora les molesta la posición de los comunistas frente a Venezuela; bueno, entonces, miren la posición del PRO respecto de Venezuela. El PRO está mucho más cerca de Maduro que el Partido Comunista de Chile; y es que no olvidemos que el líder principal del PRO dirigió desde lo comunicacional las campañas de Maduro. Pero claro con ellos pueden pactar y con nosotros no. Es sospechoso”.

Y esto entra dentro del tipo campañas del terror o un estilo añejo de hacer política…

“Campañas que la gente no quiere ver y que, por lo demás, no tienen sustento (…) Es raro lo que sucede en el país, y es que para la fiesta de la democracia todos están invitados, sean estos torturadores, los violadores de los derechos humanos, los ladrones de bancos, los asesinos, y los que se ponen a disposición de otro para derrocar a su propio gobierno y traicionan la democracia. Entran todos, menos el PC. O sea, los comunistas pueden salir últimos, cuartos, terceros, segundos; pero nunca primero. ¿Eso es lo que le quieren decir a Chile? Es muy raro y sobre todo creo que es muy antidemocrático”.

Y cuando sus detractores ponen énfasis en el anticomunismo, ¿estanos frente a un concepto real o más bien de un título caricaturesco?

“A las caricaturas hay que responderles con otras caricaturas. Lo que puedo asegurar es que en los 8 años que llevamos gobernando Recoleta no se ha perdido ninguna guagua. Nadie se ha comido ninguna guagua en la comuna (…)

En Recoleta no se violan los derechos humanos, lo que sí ha hecho el gobierno en los últimos años. Nosotros hemos dado mejor salud, mejor educación, mejores viviendas y hemos mejorado las relaciones con las organizaciones sociales.

Por lo tanto, me parece que es una realidad que se intenta imponer desde las cúpulas defensoras de este modelo que hoy nos rige (…) Ellos están interesados en que esa caricatura siga vigente porque eso les permite aparecer como la única alternativa a la derecha”.

UNIDAD DEL PUEBLO

¿Qué opina del escenario político comunal en Talca?

“La derecha no existe hoy en día, está en el suelo. Ha hundido a Talca en la corrupción. Están absolutamente desprestigiados, y la gente tiene más que claro que no quiere un nuevo gobierno de derecha, ni a nivel comunal ni nacional; pero también hay claridad de la gente de no querer volver a los tiempos de la Concertación”, comentó.

La experiencia dice que en Talca cuando la oposición se divide, es la derecha quien gana, ¿por qué se generó tal nivel de fractura en el sector y que a todas luces no tiene por donde sanar? 

“La Unidad Constituyente vetó al PC para participar de sus procesos de candidaturas. Se llena la boca con las primarias, pero no dudaron de bajar las primarias en la Florida. Por otra parte, el presidente de la DC, Fuad Chaín, rompe una primaria en Ñuñoa para ser él el candidato, y el rechazo a su acción fue absoluta y no le fue nada de bien.

La Unidad Constituyente representa una mirada del pasado. Se ha reconstituido la Concertación más conservadora que he conocido. Se volvieron a juntar los que ya defraudaron a Chile. ¿Qué nuevo le pueden ofrecer al país?”.

Pero pese a todo el escenario revuelto ¿es factible la unidad y que en Talca exista una sola oposición?

“La unidad del pueblo es total y completamente factible; y esa es la que importa”.}}

¿Y la unidad de los partidos?    

“Es más difícil, porque hay algunos que tiene la mala costumbre de ningunear y vetar a otros. Uno no puede unirse con aquellos que no quieren trabajar contigo. Muchos se llenan la boca con que quieren participar de primarias; pero dicen que si las gana un comunista, no van a votar por él. ¿Entonces de qué primarias me hablan…? No se pueden hacer simplemente”.

¿Y ni siquiera apelando a derrotar a la derecha?

“Vuelvo a insistir, cómo vanos a buscar una primaria, por ejemplo, con la DC si sus parlamentarios y sobre todo sus dirigentes, a quienes muchas veces apoyamos y votamos lealmente, hoy nos dicen que no nos apoyarían (…) Es ese actuar el que hoy ha alejado al pueblo demócrata cristiano de su partido, y que por lo demás lo tiene sumido en uno de los peores momentos de su historia”.

Mirada muy egoísta de los partidos, no querer perder espacios de poder, ¿cómo se explica esa actitud?  

“Hay que preguntarles a ellos. Nosotros en 108 años hemos sido capaces de trabajar para todos ellos. Es más, sólo 3 veces en la historia hemos llevado candidato propio en la presidencial, y creo que llegó el minuto de la cuarta”.

PROPUESTA DE INDULTO

¿Qué opina frente a la propuesta legislativa de indulto para los imputados por el “estallido social?

“La verdad es que no me gusta el proyecto, porque uno indulta a quienes han cometido delito y desde mi perspectiva eso no ha sido probado en el caso de quienes hoy están privados de libertad en el marco del estallido social. Hoy día hay una especie de extorsión a muchachos que llevan muchos meses detenidos, y que al parecer no hay pruebas para condenarlos; y por lo tanto lo mantienen en prisión preventiva como una forma de obligarlos a que se auto inculpen y que opten por un juicio abreviado, reconociendo culpas que no tienen. Lo que hay que exigir es que terminen las investigaciones y que se formalicen a los que haya evidencia para hacerlo. Pero en aquellos casos en que no lo haya, y que son la mayoría, efectivamente deben dejarlos en libertad”.

¿Cómo evalúa la actuación de la justicia en estos casos?

“Esto es una utilización política de la justicia. Claramente hay una desproporcionalidad, porque no es lo mismo violar los derechos humanos, asesinar o mutilar, a rayar una intendencia. Hoy en día existen presos políticos y hago un llamado para que esto se termine. A lo más podría aprobarse un proyecto de amnistía y no de indulto, porque eso no corresponde”.

¿Y qué opina frente a lo que han hecho la fiscalía y las policías?

“Ambas instituciones están en deuda, sólo deben hacer la pega, terminar las investigaciones; pero si no tiene las pruebas para inculpar y condenar a nadie, déjenlos en libertad. No es comprensible el tener una obsesión por buscar resultados inexistentes. Las veces que se han arriesgado de ir a juicio han terminado todos libres, porque las pruebas son ilegales, son ilegítimas o no dan para condenar a nadie”.

 

- Publicidad -
Mantente Informado
1,603SeguidoresSeguir
627SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - - Publicidad -
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí