12.4 C
Talca
InicioCrónicaFotógrafo revive la antigua fábrica de luz del Barrio Seminario en Talca

Fotógrafo revive la antigua fábrica de luz del Barrio Seminario en Talca

Héctor Labarca Rocco fotografió los cascos históricos de las capitales europeas y de su Talca natal, movido por el azar y por un registro detallista a pie de calle. Buscó homologar tres paisajes hermanados por el conocido eslogan que rebautizó como “TPL” (por Eduardo Bravo Pezoa)

El fotógrafo Héctor Labarca Rocco y el colectivo Puerto Crea lograron encender metafóricamente el viernes por la noche la elegante chimenea que marca la línea del horizonte de la avenida Lebret, en el barrio Seminario de Talca.

La central eléctrica Piduco, símbolo del patrimonio industrial en ruinas de la ciudad, fue el espacio para la proyección y performática del artista, con una banda sonora en vivo.

Héctor Labarca fotografió los cascos históricos de las capitales europeas y de su Talca natal, movido por el azar y por un registro detallista a pie de calle. Buscó homologar tres paisajes hermanados por el ficcionamiento territorial Talca, París y Londres”, un eslogan reconocible y anticentro desde la afinidad por la belleza clásica, un neo “Viaje plebeyo por Europa” como el que realizó Tancredo Pinochet Le Brun, hacia 1900.

El artista cumplió y regresó de su viaje con más de 25 mil imágenes para la edición. En París y Londres caminó, cruzó puentes, observó cursos de agua, cementerios, modos de transporte y seres humanos.

Traspasando la geografía mental talquina, buscó la misma luz y valores de exposición para dar con una temperatura común y asumir la faena visual sobre la triada mitológica de las tres hijas de Zeus, que representan en la historia del arte a la búsqueda de la belleza.

LAS DIFERENCIAS 

Lo primero que conforma esta triada son los ríos, el Claro en el caso de Talca, el Sena en París y el Támesis en Londres. Lo segundo es la luz. A las capitales europeas viajó buscando la luz de primavera, entre abril y mayo, para dar con la equivalencia del septiembre y octubre talquino.

La tercera parte podrían ser los cementerios, por su semejanza temporal, también por su materialidad y los ilustres bajo tierra.

En la necrópolis de Talca no encontramos a Marx, ni a Jim Morrison o Modigliani, como en Londres y París, pero si a los primeros ingleses, italianos y franceses que llegaron a construir una ciudad de aire universales hacia fines del XIX y principios del siglo XX. Talca no tiene un Bacon en su museo, pero si los atardeceres que aplaudió Joaquín Edwards Bello.

La Central Piduco, patrimonio en ruinas, construida en 1917 para iluminar a la ciudad, sirve para cerrar esta metáfora de luz y proyección de fotografías con una pista sonora en vivo. La intervención fue fotografiada por el artista y se convertirá en una nueva obra, cerrando el circulo y el viaje.

HISTORIA ELÉCTRICA

La central Piduco fue inicialmente destinada a generar energía para los molinos Williams, Sandoval y Victoria, relata el historiador Jaime González Colville.  Fue la primera fuente de energía de considerable capacidad construida en el sur de Chile. La Compañía Eléctrica de Talca data de 1907 aun cuando su construcción se inició en 1905 con maquinaria alemana de la fábrica AEG.

La central Piduco logró generar energía considerable y se empezó a construir en 1915, el mismo año de la inauguración del Ferrocarril de Villa Alegre y para lo cual se aprovechó la venida a la zona de la firma Raab y Rochet. Se puso en marcha a finales de 1916 en carácter experimental y se inauguró oficialmente a principios de 1917. Según González Colville: “fue tan poderosa que podía generar uno de los mayores watts de la zona”.

GALERÍA DE FOTOS

Buses Londres
Buses Paris
Buses Talca
Bicicletas Londres
Bicicletas Paris
Bicicletas Talca
Bicicletas Londres
Bicicletas París
Bicicletas Talca
- Publicidad -
Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas