18 C
Talca
InicioCrónicaKayak y cicloturismo en el río Chovellén

Kayak y cicloturismo en el río Chovellén

Chovellén es una localidad ubicada en el vértice suroeste de la región del Maule, en donde destaca un río muy atractivo. Y pese a la intensa actividad veraniega que se desarrolla en él, ya sea por falta de difusión o por haber concretado planes en Curanipe o Cobquecura, muchos automovilistas y ciclistas pasan de largo hacia dichos destinos. 

Absolutamente recomendado, siempre tomando en cuenta las prevenciones sanitarias necesarias. Les proponemos a ustedes quedarse junto a este río a disfrutar de sus aguas poco profundas, aptas para la pesca deportiva o la práctica de kayak o Stand Up Paddle (SUP) en una superficie fluvial de 5 kilómetros (2 km río abajo y 3 km río arriba). Se puede acceder a sus aguas por las cuatro esquinas del puente, nosotros accedimos al río por la entrada suroriente del Chovellén.

Vecina a Cardonal, la localidad de Chovellén se encuentra a menos de 10 kilómetros al sur de Curanipe, y es un lugar ideal para descansar o divertirse junto al extenso río que caracteriza a dicho territorio. En Chovellén existen lugares para acampar y cabañas, bungalows o domos con todas las comodidades para relajarnos. Dichas edificaciones se levantan tanto a lo largo del camino (ruta M-80-N), como hacia el interior y sus suaves lomajes, visualizándose al visitante como parcelas de agrado, verdes praderas fluviales, huertos frutales costeros y colinas arboladas de pinos que enmarcan todo este territorio. 

Sería hermoso tener un lugar como éste en el corazón de cada ciudad, con senderos infinitos que transporten mentes, corazones y cuerpos a la infancia y la inocencia. Cada vez que vamos a pedalear al océano sentimos el viento y las sales empapando nuestros rostros, al mismo tiempo que el sonido de los pájaros y del mar entra por nuestros oídos.

El litoral del Maule Sur es extraordinario, eso no admite discusión. “La Ruta del Mar” posee en la región un conjunto de extensas y robustas playas solitarias de arena negra, tratándose de paisajes costeros rodeados de plantaciones forestales que muchas veces hemos recorrido con emoción sobre nuestras bicicletas. Precisamente, en la Provincia de Cauquenes se encuentra la comuna de Pelluhue y en ella una identitaria localidad llamada Curanipe, la cual siempre descansa en nuestros imaginarios deseos cuando anhelamos dejar atrás lo cotidiano, para extraviarnos con nuestra pareja, familia o amigos en las emociones y sentimientos de atardeceres inolvidables y así disfrutar luego de su gastronomía exquisita, ideal para sibaritas.

Hablamos de platos únicos en el mundo como la ensalada de mariscos o el carpaccio de jaiba, gourmet en los que se encuentran y funden deliciosamente el mar y la tierra. O bien al llegar la noche compartir bajo una fogata el calor de experiencias y sensaciones, todo bajo un cielo limpio, transparente y mágicamente estrellado. Entonces, la comuna de Pelluhue trasunta la suma de lugares idealmente indicados para dejar de lado nuestro día a día y encontrarnos con la naturaleza más profunda junto al mar.

Pelluhue goza en el presente con la mayor atracción de veraneantes que, venidos principalmente de las provincias de Cauquenes, Linares y Talca, colman su playa y avenidas principales en el verano, día y noche. La peculiar mixtura entre el pequeño casco urbano de Pelluhue con el entorno rural que le envuelve y caracteriza representa una detención obligada y un lugar muy querido por los visitantes gracias al descanso, ocio y divertimiento que evoca. 

Por su parte, Chovellén se destaca hoy por los atractivos que nos ofrecen su gente, el mar y su río. A comienzos del verano del 2021 las aguas del Chovellén resplandecen en la ruta, siendo este río el tercero con mayor caudal en su desembocadura tras el Maule y el Mataquito. Para el registro fotográfico y la contemplación del paisaje en la zona litoral maulina el lugar es extraordinario, todo el año.

Comunidad

Resulta muy significativo que en Chovellén la comunidad se está organizando poco a poco y su acción principal consiste en empoderarse de las riquezas patrimoniales presentes en litoral sur de la comuna de Pelluhue, las cuales están basadas principalmente en el agua de su río, la feracidad de sus habitantes y en el atractivo escenario oceánico de su territorio. Al proteger dichos activos patrimoniales anhelan generar un atractivo creciente, mediante una economía a escala en encadenamientos productivos y conscientes con el medio ambiente. 

En dicho contexto conocimos a Jonathan Sandoval, gestor cultural a cargo de las “Entretenciones Acuáticas y Camping AquAnipe”, quien nos recibió alegremente, acampando con comodidad en su establecimiento ubicado a las orillas del Chovellén. En nuestra región existe un patrimonio concreto y ante él una realidad manifiesta: la necesaria presencia de la sociedad civil en la gestión del Patrimonio Cultural Chileno, los escasos mecanismos de participación y de toma de decisiones, la falta de articulación y un voluntariado al que es urgente entregar herramientas para el fortalecimiento de la revalorización territorial.

Presencialmente fuimos parte de una singular ruta guiada en kayak río arriba; ruta que junto a algunos miembros de la agrupación folclórica “Los Cuadrillé” se convirtió en un inédito encuentro musical de cueca chilenera mientras estábamos sobre los kayaks, momento que por su sentido e intimidad, no se puede describir con palabras. Fue un mágico e inusual recorrido en el Chovellén al disfrutar de aquellas cosas que están presentes en nuestra ruta fluvial y que, sin embargo, no percibimos que se encuentran a nuestro alcance. 

Esta experiencia nos sirvió para darnos cuenta que envueltos en nuestras rutinas urbanas, no encontramos o no nos damos el tiempo como para apreciar aquellos detalles significativos que se encuentran día a día. El patrimonio es la forma en que sin más las comunidades reflejan y actualizan sus particularidades en un escenario de fuerte homogeneización. Es así que, hoy por hoy, el patrimonio en tiempos posmodernos subyace en la responsabilidad de todos, no sólo en las organizaciones que en la comuna de Pelluhue visiblemente luchan por él.

El patrimonio de la comuna de Pelluhue nos acompaña a diario, más nuestros ojos no están acostumbrados a verlo, no estamos acostumbrados a convivir con él y hacernos parte del mismo. Pero eso somos, somos parte de un patrimonio que en un futuro nos incluirá dentro de sus confines. 

Compartimos esta historia con la intención de que se conozca Chovellén y quien desee hacerlo contacte, como lo hicimos nosotros, a las personas que les permitan conocer las maravillas que posee nuestra región y que –contrario a lo que se cree- las tiene en abundancia. Hacia ellas llegamos muy motivados en bicicleta. Pedalear es una invitación a perderse y perderse es una de las mejores maneras de encontrarse a sí mismo.

- Publicidad -
Mantente Informado
1,603SeguidoresSeguir
627SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - - Publicidad -
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí