20.6 C
Talca
InicioCrónicaNutricionista explica qué es el aspartame y alternativas para su reemplazo

Nutricionista explica qué es el aspartame y alternativas para su reemplazo

Tras el anuncio de la OMS, la cual se refirió a los riesgos para la salud del consumo en exceso de endulzantes artificial

nutricionista y académica de la Universidad Autónoma, Marcia Astorga

¿Cuál es el contexto?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el edulcorante artificial aspartamo es «posiblemente cancerígeno para los humanos», y lo agregó a la misma categoría de riesgo que respirar el escape del motor, trabajar en la limpieza en seco y consumir ciertas verduras en escabeche.

¿Qué dijo una experta?

La nutricionista y académica de la Universidad Autónoma, Marcia Astorga, explica que “el aspartame es un endulzante, o edulcorante artificial, que no se encuentra en la naturaleza. Es una sustancia 200 veces más dulce que el azúcar, no tiene olor, y deriva de dos aminoácidos, el ácido aspártico y la fenilalanina. Dado que se ocupa en muy poca cantidad en los alimentos, representa un bajo aporte energético y por eso se utiliza en alimentos procesados light o diet, como por ejemplo en las bebidas de fantasía identificadas como diet, zero o light, yogur, golosinas, gomitas, chicles, gelatinas, sin azúcar”.

¿Cuál es la norma internacional?

El Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), que se encargan de aterrizar los riesgos de aditivos sobre la población y establecer una dosis de ingesta diaria admisible, mantuvo que el umbral de consumo máximo establecidos de este endulzante es 40 miligramos por kilo de peso al día. Sobre esto la OMS puso un ejemplo en consumo, si un adulto pesa 70 kilos, su ingesta diaria admisible de aspartamo serían unos 2.800 miligramos; y si la presencia de este endulzante en un refresco común es de entre 200 o 300 miligramos al día, esto significa que ese adulto, si no ingiere el endulzante de ninguna otra fuente de alimentos, tendrá que consumir entre nueve y 14 latas de bebida al día para exceder el umbral recomendado.

¿Cuál es la norma en Chile?

Según la normativa chilena, la presencia de este aditivo en cualquier alimento debe estar escrita, marcada en negrita, acompañada de la advertencia “no apta para fenilcetonúricos”. Además, la misma normativa señala que los ingredientes deben ir listados desde el que se encuentra en mayor cantidad, por lo que su posición dentro de la lista puede ayudar a entender cuánto de esta sustancia se está utilizando, ya que, en la mayoría de las etiquetas no se señala la cantidad exacta de aspartame.

¿Qué comentó la nutricionista y académica?

“Dado que los endulzantes, independiente de cuál sea, se encuentran en alimentos ultra-procesados y procesados, el consumo de alimentos naturales como la miel, dátiles o el consumo de azúcar, refinada o no, siempre serán una alternativa más saludable al consumo de edulcorantes artificiales y las preparaciones que se puedan hacer con ellos, siempre serán más recomendables. Otras opciones serían consumir jugos de frutas naturales, de preferencia elaborados en casa, que sean frescos y de frutas de temporada. En caso de antojo de cosas dulces, preferir siempre las frutas (plátano maduro, por ejemplo) por sobre las preparaciones altas en azúcar (galletas, pasteles)”, recalca la nutricionista.

¿Qué medidas se han adoptado en Chile?

En Chile en 2015, la Organización de Consumidores y Usuarios (ODECU) presentó un estudio donde señalan que el consumo de aspartame iba en disminución, mientras que el consumo de estevia, en aumento. “Dado que ésta última tiene su origen en un vegetal (Stevia rebaudiana bertoni), podría ser más saludable que el aspartame, lo mismo ocurriría con la tagatosa (obtenida de la lactosa, el azúcar de la leche), o la Alulosa (se puede obtener de algunas frutas como higos o árboles como el arce), la cual tiene la capacidad de no metabolizarse en el organismo y en similar al azúcar en un 70%, incluso puede caramelizar y utilizarse en variadas preparaciones”, explica.

¿Cuál es la principal recomendación?

Debido a los altos índices de obesidad en Chile, Astorga concluye que “el caso de los niños y los adultos mayores, potenciar el consumo del agua de fruta cocida, pues tiene menor contenido de azúcar y, además, tiene sabor, mientras que la fruta se puede consumir como postre o parte de alguna preparación. Otro consejo sería reemplazar el jugo en polvo, o las bebidas de fantasías por aguas de hierbas. Se pueden preparar con antelación, enfriar, y consumir a la hora de almuerzo y son excelentes para épocas frías”.

Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas