13.7 C
Talca
InicioCrónicaOlas de calor en Europa: ¿Qué puede pasar en Chile este verano?

Olas de calor en Europa: ¿Qué puede pasar en Chile este verano?

Experto formula recomendaciones para estar preparados ante los cambios en las temperaturas por los efectos de El Niño

¿Cuál es el contexto?

Hace algunos meses la ONU pidió a los gobiernos que anticipen las consecuencias del fenómeno meteorológico de El Niño “para salvar vidas y medios de subsistencia”. Por su parte la Organización Meteorológica Mundial (OMM) señaló que la llegada de El Niño aumentará de forma considerable la probabilidad de batir récords de temperatura y de activar un calor más extremo en numerosas regiones del mundo y en los océanos.

¿Qué está pasando en Europa?

Todo esto ya lo vemos en Europa, donde se han registrado temperaturas inusualmente altas debido a una combinación de factores, entre ellas el cambio climático y el fenómeno de El Niño. La ola de calor, registrada las últimas semanas, ha superado los 40 grados y suma varios incendios, lo que ha generado alta preocupación por sus efectos en la economía, salud, la agricultura y el medio ambiente en el viejo continente.

¿Qué podríamos esperar para el verano en Chile?

De acuerdo con el investigador del Instituto de Desarrollo Sostenible de la Universidad Autónoma, Pablo Rojas, si bien, el fenómeno de El Niño puede tener un impacto global en los patrones climáticos, no necesariamente significa que nuestro territorio experimentará las mismas condiciones extremas que se están observando en Europa.

¿Es importante mantenerse alerta e informado?

“Las características geográficas y climáticas locales -dice- pueden influir en la forma en que este se manifiesta en el país. Es importante monitorear de cerca los pronósticos climáticos locales y regionales para comprender mejor el posible impacto en Chile”.

¿Qué medidas se pueden adoptar para minimizar el impacto?

a) Implementar sistemas de alerta temprana: Establecer sistemas de monitoreo para informar a la población sobre las condiciones climáticas extremas y proporcionar recomendaciones para protegerse.

b) Fortalecer las medidas de prevención y mitigación: Promover la conciencia sobre los riesgos asociados con las altas temperaturas y fomentar prácticas de adaptación, como el uso eficiente del agua, la planificación urbana sostenible y la protección de los grupos vulnerables.

c) Mejorar la infraestructura y los servicios públicos: Garantizar que la infraestructura crítica, como los sistemas de suministro de agua y energía, estén preparados para enfrentar condiciones climáticas extremas y puedan mantenerse operativos.

d) Promover la educación y la capacitación: Para la población sobre los efectos del calor extremo en la salud y las medidas de protección, como mantenerse hidratado, buscar lugares frescos y evitar la exposición prolongada al sol.

Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas