19.1 C
Talca
InicioCrónicaPerder se aprende

Perder se aprende

No hay mejor técnico que Ted Lasso. Y por eso, por ser el mejor entrenador del mundo, no lo postulo a la banca de la roja.

Aunque no tenga idea de fútbol. Aunque no sepa la diferencia entre un 4-4-2 y un 3-4-3 es, sin duda, el mejor. Ted es un fuera de serie.

Sus equipos juegan como ningún otro. Con una desfachatez, con un brío, con una autosuficiencia que emociona. Como si el fútbol fuera solo un juego, uno donde la timidez no es una limitante.

Con Lasso, Messi no sería el mejor del mundo. Tal vez Cristiano tendría alguna oportunidad de ponerse la corona, pero solo por unos partidos, hasta que Ted le preguntara por sus hijos, por la señora María Dolores y lo invitara a tomarse unas cervezas.

Messi, con Ted, sería un tipo feliz, sin tanta presión. Con Ted, Messi no se hubiera ido del Barcelona. Con Lasso, el “Maravilla” todavía estaría con Mayte y no se hubiera comprado esa casita en Lo Curro.

Con Lasso, la roja no hubiera sido campeona de América. Vidal no sería el rey ni Aránguiz el príncipe. Riera lo odiaría, lo mismo que Sampaoli y Pellegrini.

Yo, en algún momento, lo hubiese odiado a muerte. Lo habría insultado. Habría ido a su casa a lanzarle pastelitos. Es más, habría iniciado una campaña para que fuera contratado por Rangers. Disculpa López. No le deseo mal a tu equipo, pero por un momento pensé que Ted podría llevarlo mansamente a tercera, a los verdaderos potreros, a ver si terminas por entender la filosofía Lasso.

Pero no. Que nadie se entere de las virtudes de Ted Lasso. Que sigan pensando que es un capullo, un fracasado, un tipejo simpaticón y buena gente. Que todos se rían en su cara, que nadie lo tome en serio. Prefiero que sea un secreto. Prefiero ser un mezquino. Dejen tranquilo a Ted.

Quizás algún día me arrepienta. Tal vez me estoy equivocando. En una de esas lo mejor que puedo hacer por el fútbol chileno es traer a Ted. Que Milad, que Guarello, que Shiappacasse, que Pedro y Felix, aprendan el dulce sabor de la derrota.

Porque Ted enseña lo que ningún otro entrenador enseña. Lasso enseña a perder. Viva Lasso.

- Publicidad -
Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas