15.2 C
Talca
InicioCrónica¿Qué hacer y qué evitar cuando tienes resaca?

¿Qué hacer y qué evitar cuando tienes resaca?

Además de no beber alcohol, beber leche, tomar agua o tomarse un buen consomé son algunos de los consejos o remedios caseros 

¿Cuál es el contexto?

En estas fechas festivas, el aumento del consumo de alcohol puede llevar a más de uno a experimentar la temida resaca, conocida también como «caña». Los síntomas incluyen dolor de cabeza, náuseas, fatiga e incluso taquicardias, provocados principalmente por la deshidratación que resulta de su consumo.

¿Qué dice una nutricionista?

La médico Denisse Goldenberg, nutrióloga de RedSalud, destaca que «la deshidratación se manifiesta unas horas después de cesar el consumo de alcohol, cuando los niveles en la sangre descienden a cero. Cuanto más alcohol se consume, mayores son las probabilidades de experimentar resaca al día siguiente y no hay un número correcto de tragos para evitarla. Por ello, se recomienda evitar el consumo excesivo y, en caso de hacerlo, adoptar medidas como ingerir alimentos antes, tomar sorbos de agua durante la celebración, además de beber con moderación y de forma gradual».

¿Afecta a todos por igual?

Algunas personas son más susceptibles a la resaca debido a diversos factores, como sexo, edad, composición corporal y peso. Por ejemplo, según la especialista, las mujeres tienden a experimentar síntomas más intensos debido a su mayor porcentaje de grasa y menor porcentaje de agua y enzimas que degradan alcohol en comparación con los hombres. También hay quienes genéticamente tienen menos tolerancia al alcohol. La edad también juega un papel, ya que «la capacidad de metabolizar el alcohol disminuye con los años, lo que se suma a la pérdida de agua en el organismo».

¿Cuáles son las recomendaciones?

Para sobrellevar la resaca, la especialista destaca la importancia de mantenerse hidratado, ya que gran parte de los malestares están relacionados con la deshidratación. Aunque existen consejos populares y remedios caseros, la nutrióloga aclara algunos mitos y verdades al respecto:

  1. Comida rápida o frita: Comer antes o durante la ingesta de alcohol puede retardar su absorción. Sin embargo, sostiene que no es necesario obtener esta energía a través de comida chatarra. Una alimentación balanceada cumple el mismo propósito.
  2. Pasar la caña con más alcohol: Un viejo truco de muchos consiste en pasar la resaca con cerveza o algún otro trago. Pese a ello, la Dra. Goldenberg indica que ingerir más alcohol puede prolongar los efectos y aumentar la deshidratación, empeorando el malestar general.
  3. Tomar un buen desayuno al día siguiente: El consumo de alcohol disminuye los niveles de azúcar en la sangre, por lo que es beneficioso proporcionar una nutrición adecuada para restaurar los niveles de azúcar, vitaminas y minerales a la normalidad. Se recomienda una dieta equilibrada que incluya frutas, líquidos, proteínas como huevos y carbohidratos ricos en fibra, como pan integral, avena o cereales.
  4. Beber café: Aunque el café pueda proporcionar una sensación de bienestar y reducir temporalmente la fatiga, “es importante tener en cuenta que la cafeína tiene un efecto diurético, lo que lleva a un aumento en la frecuencia de ir al baño y, por ende, a una mayor pérdida de líquidos, manteniendo el estado de deshidratación”, afirma.
  5. Tomar un vaso de leche: La leche es efectiva para aliviar la resaca. La Dra. Goldenberg explica que contiene una excelente proporción de proteínas, hidratos de carbono, minerales y agua, lo que favorece la rehidratación.
  6. Bebidas isotónicas: Dado que el consumo de alcohol afecta principalmente la hidratación, estas bebidas son útiles para superar la resaca, ya que contienen electrolitos y azúcares que favorecen la absorción de agua.
  7. Consomé y mariscales: Estas dos preparaciones pueden ser grandes aliados, ya que son líquidos ricos en sales. Al ingerir este tipo de caldo, que suele ser de pollo, carne o marisco, el cuerpo recibe un fortalecedor golpe de hidratación.
  8. Mezclar sin pensar: Muchas veces la efervescencia de celebrar un nuevo año hace que uno tome diferentes cócteles con alcohol sin pensar en las consecuencias. La nutrióloga aconseja siempre mantener la misma línea y no mezclar, ya que puede incrementar la irritación estomacal. Por último, la ingesta de un vaso de agua entremedio siempre ayudará a la hidratación posterior.
Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas