11.1 C
Talca
InicioCrónicaSeremi MINVU: “Tenemos el deber de gobernar con responsabilidad”

Seremi MINVU: “Tenemos el deber de gobernar con responsabilidad”

Los 294 días de Rodrigo Hernández al frente del MINVU Maul, donde repasó las medidas que se están adoptado para afrontar el déficit habitacional y los principales desafíos para 2023

Fue el lunes 4 de abril cuando Rodrigo Hernández Fernández, asumió el liderazgo y la responsabilidad de ser el seremi de Vivienda y Urbanismo. De eso hace 9 meses y 25 días.

En entrevista con Diario Talca, la autoridad del ramo hizo un balance de los hitos más relevantes que han marcado su gestión y proyectó lo que se aspira en el 2023, año en que se espera avanzar a paso firme en la ejecución del Plan de Emergencia Habitacional que tiene como meta alcanzar las 16.667 viviendas entregadas en el Maule -durante los cuatro años de gestión- cumpliendo con el mandato del Presidente Gabriel Boric, del Ministro Carlos Montes y de la Subsecretaria Tatiana Rojas.

Hernández asegura que detrás de las cifras que involucra este plan lo relevante es que “desde el primer día de nuestra gestión hemos transmitido ese sello que distingue a un gobierno como el del Presidente Gabriel Boric que cree en los Derechos Fundamentales y como consecuencia garantizar que ninguna persona se quede atrás, ya que todos tienen derecho a tener acceso a la vivienda digna y adecuada, además de vivir con absoluta seguridad, en una sociedad equitativa y en ciudades capaces de ofrecer una mejor calidad urbana. En el Maule todos sus habitantes son muy valiosos y el Estado debe responder a su aporte individual al desarrollo de la región y el país”.

OBJETIVOS

Hace seis meses que se puso en marcha el PEH. En su concepto general la estrategia urbano-habitacional apunta a abordar con sentido de urgencia la necesidad de vivienda dado que desde los años 90’ que no existía un déficit habitacional tan alto en el país, principalmente por los efectos de la pandemia y las dificultades de acceso al suelo.

Los pilares y ejes son: Recuperar el rol del Estado en la planificación y gestión habitacional; proveer viviendas con equipamiento y áreas verdes de calidad; impulsar el acceso a la vivienda en áreas urbanas y rurales; robustecer la formación de un Banco de Suelo Público que permita una mejor gestión habitacional; diversificar las formas de acceso a la vivienda; fortalecer la participación de las comunidades y el rol de los gobiernos locales; fomentar una producción habitacional más eficiente, moderna, sostenible y segura con los trabajadores, tales como la industrialización de la construcción.

AMPLIA MIRADA

La emergencia habitacional es un problema país y no sólo del MINVU, sino que del Estado y de la sociedad en conjunto. “Es importante resaltar que hablamos de emergencia porque hay muchas familias que están viviendo en condiciones difíciles. Además, hay una pérdida de cohesión social y un potencial problema político en la medida que la sociedad no se haga cargo de que hay una cantidad importante de familias que no pueden acceder a la vivienda”, reflexiona el titular del MINVU en el Maule.

Agrega que “con esta mirada y con un fuerte compromiso hemos desarrollado nuestra labor, desde que asumimos en abril y es que tiende a decirse que nuestros subsidios son “regalos”. Pero no. Nuestro trabajo desde el Estado es la justa respuesta que damos al esfuerzo de tantos y tantas ciudadanos y ciudadanas, que trabajan día a día por un futuro mejor. Esta es una perspectiva de derechos fundamentales que estamos materializando en distintas ciudades y territorios, con un compromiso de trabajo colaborativo y transversal con todos los actores públicos, privados y de la sociedad civil de nuestra región del Maule”.

AVANCES EN PANDEMIA

Hernández enfatiza que el tiempo apremia, con una cifra exigente, pero se pueden cumplir los objetivos.

“El balance del 2022 es positivo. Las cifras están a la vista y a pesar de que el año de instalación de los gobiernos son complejos en el Maule durante el 2022 iniciamos o entregamos 3.097 viviendas número superior a las 1.869 registradas en el 2018. En proyectos de integración social se asignaron 2.207 nuevas viviendas, incrementándose las 700 que estaban previstas en un momento. El Gobierno Regional nos aprobó una solicitud de 6.200 millones de pesos para revivir proyectos- especialmente de habitabilidad rural- que estaban por años sin financiamiento”, subrayó.

Lo importante-acota Hernández-es que se logró mantener el rito constructivo. “El primer año de instalación del gobierno, estuvo marcado por los agudos efectos de la pandemia, en términos económicos y sociales, vinculados a la inflación, las altas tasas de interés, la dificultad acceder a créditos por parte de la ciudadanía y también de las empresas, el alza de costo de materiales y mano de obra, lo cual nos ha dificultado poder adjudicar múltiples proyectos. Este contexto nos ha obligado a redoblar los esfuerzos para garantizar el acceso a la vivienda digna y también para garantizar el derecho a la ciudad con más y mejores proyectos urbanos”, añadió.

CONSOLIDACIÓN

Hasta el momento de la entrevista, MINVU y SERVIU consignaban en su bitácora entre inicio de obras y entrega de viviendas la suma de 741 nuevas soluciones habitacionales para el Maule ello sólo considerando lo que va de enero lo que en promedio significa 28 viviendas iniciadas o entregadas por día.

“Se nos asignó un presupuesto de 1 millón 200 mil UF para financiar proyectos del DS 49 en el 2023. Los logros no responden sólo al trabajo o la gestión de un SEREMI, sino que detrás hay grandes equipos profesionales de MINVU y SERVIU que tienen un tremendo compromiso. También hay que destacar que más allá de cumplir objetivos debemos tener la capacidad de articular y aunar voluntades con actores públicos y privados a quienes también agradecemos sus esfuerzos y el estar comprometidos con el Plan de Emergencia Habitacional. Tenemos la certeza que el 2023 será un año de más ejecución”, sostuvo.

DESAFÍOS URBANOS Y LAS AMÉRICAS

El encargado de Vivienda y Urbanismo en el Maule se encarga de poner también en una línea de acción importante, los proyectos urbano-habitacionales.

“En Talca seguimos abordando iniciativas emblemáticas tales como la Regeneración de Condominios Sociales de Las Américas y en el territorio de Cornelio Baeza. En las Américas estamos retomando el proceso de regeneración urbana en una acción coordinada con la delegación presidencial y las policías para mejorar las condiciones de seguridad del territorio y resolver una ocupación ilegal de viviendas, lo cual había impedido avanzar con el proceso de regeneración”, afirmó.

Hernández sostuvo también que “los últimos días con la inhabilitación de tres bloques y su pronta demolición, nos ha permitido decir que las y los pobladores del territorio están progresivamente viviendo más tranquilos porque el Estado ya no está ausente: estamos tomando decisiones y por difícil que parezca, hemos optado por la claridad de hacer que las cosas pasen”.

“Por su parte en el Barrio Parque Cornelio Baeza, venimos gestionando y trabajando de manera articulada con el Concejo Municipal, el Alcalde de Talca Juan Carlos Díaz y las comunidades del territorio para ejecutar una modificación parcial del Plan Regulador, quedando así materializada la habilitación desde la normativa para un proyecto urbano habitacional que reconozca todas las vocaciones del territorio: habitacionales, deportivas, recreativas, y de seguridad, dando solución además a los graves problemas de conectividad del sector”, añadió el seremi MINVU.

HACIA UNA CIUDAD JUSTA

“Desde el gobierno queremos avanzar hacia una ciudad justa, hacia ciudades con enfoque de género y hacia una ciudad de los cuidados, lo que se traducirá en proyectos integrados de vivienda, equipamiento, espacios públicos y desarrollo de infraestructura en toda la región. Este enfoque requiere nuevas capacidades institucionales y nuevas maneras de hacer, de manera coordinada con Municipios, Gobierno Regional, MINVU y los distintos actores que participan de su construcción”, comentó.

“Esperamos que este enfoque y los proyectos asociados, representen una nueva manera de construir una ciudad integrada durante este periodo. Para ello también estamos fortaleciendo la relación con el sector privado, universidades públicas, con organizaciones de la sociedad civil, y estamos fortaleciendo la formación ciudadana y el vínculo con la ciudadanía”, puntualizó el seremi MINVU Maule.

GRANDES DESAFÍOS

Para finalizar, para este 2023 el SEREMI sitúa la gestión del ministerio en el contexto social y político del país: “tenemos el deber político de gobernar con responsabilidad y de impulsar transformaciones con visión de Estado, ubicando los desafíos del país en el centro de nuestra gestión institucional”.

“El Presidente Gabriel Boric y el ministro MINVU, Carlos Montes, nos han delegado la responsabilidad de conversar más, de generar más dialogo, de generar espacios de encuentro a pesar de nuestras diferencias para avanzar en los grandes desafíos que tenemos, como la reactivación económica, el respeto por los derechos fundamentales o el fortalecimiento de nuestra democracia. Y esos desafíos nos obligan, no sólo a cumplir con nuestras metas del Plan de Emergencia Habitacional, sino también a poner al Ministerio al servicio de los grandes desafíos regionales y del país”, comentó el seremi MINVU.

Mantente Informado
17,171FansMe gusta
7,447SeguidoresSeguir
2,501SeguidoresSeguir
1,130SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas