12.3 C
Talca
InicioOpiniónTALCA, PARÍS Y ALGUNAS IMPRECISIONES MATEMÁTICAS por Héctor Rojas Castro

TALCA, PARÍS Y ALGUNAS IMPRECISIONES MATEMÁTICAS por Héctor Rojas Castro

Como en todas las ciudades del mundo, en Talca basta con afinar un poco la mirada para encontrar matemática hacia donde miremos. De hecho, la ciudad de Talca forma algo similar a un “plano cartesiano” (Si, ese mismo que aprendimos cuando nos enseñaron sobre la ecuación de la recta, el gráfico de funciones, y la geometría analítica). En efecto, las calles en Talca se nombran según su ubicación en un plano de ejes “Norte-Sur” y “Oriente-Poniente”. Estos dos ejes definen una especie de “plano cartesiano” tal como lo hacen el “Eje x” y el “Eje y” en las matemáticas.

De esta forma resulta simple, siguiendo la lógica matemática del “plano cartesiano”, saber con cierta exactitud donde esta cualquier calle, sabiendo sólo donde estamos ubicados, o bien, teniendo un punto de referencia (eso no ocurre en las ciudades donde las calles se identifican con algún nombre. Si yo esto en “O’Higgins”, es complicado, si no conozco el lugar, llegar a “Mistral”).

Esto le da a la ciudad de Talca, un sistema de referencia en función de que “tan alejada” esta cada calle del punto de inicio de este talquino “plano cartesiano”. Este punto de inicio sería en la Plaza de Armas, pues ahí están las intersecciones “Uno Sur – Uno Oriente”, “Uno Sur – Uno Poniente”, “Uno Norte – Uno Oriente” y “Uno Norte – Uno Poniente” (análogo al punto (0,0) del “plano cartesiano”). Así, entendiendo sólo este hecho, es relativamente simple llegar, o al menos ubicar, cualquier punto en la ciudad (sobre todo en las primeras cuadras alrededor de la Plaza de Armas, pues a medida que Talca ha crecido, en ciertas partes la rigidez de esta estructura se ha ido perdiendo).

Pero, en esta columna, y como su título lo sugiere, no pretendo comentar lo matemática que puede llegar a ser la ciudad de Talca, sino más bien, algunas imprecisiones matemáticas que, sobre todo los talquinos, tenemos muy arraigadas.

En la calle “Dos Sur”, entre “Siete Oriente” y “Ocho Oriente” (y que esto sirva de ejemplo también para lo que explicamos del “plano cartesiano”) se ubica la llamada “Plaza La Victoria”, conocida también en Talca como “El Pentágono”. Este lugar, fue durante mucho tiempo punto de encuentro para skaters, con sus temerarias hazañas, y algunas tribus urbanas. Y de un tiempo a esta parte, punto de inicio de marchas y manifestaciones. Pero, ¡sorpresa!, “El Pentágono” no es en realidad un pentágono. Si miramos con atención, y ojo matemático, la seguidilla de figuras concéntricas que dan este sobrenombre a la “Plaza La Victoria”, podemos notar, sin necesidad de muchas explicaciones, que la figura en realidad es un octágono (polígono de ocho lados), y no un pentágono, (que corresponde a un polígono de cinco lados).

Otro detalle, ocurre en la calle “Avenida Isidoro del Solar”. Esta calle, más popularmente conocida como “La Diagonal”, y que atraviesa la ciudad “diagonalmente” desde la “Plaza de Armas” hasta algún punto de la calle “Cuatro Norte” (y que probablemente por eso tiene un nombre y no un número, pues está “diagonal” no cumple con la lógica del “plano cartesiano”, y por ende, no puede ubicarse como el resto de las calles), no es en realidad, en un sentido estricto matemático y geométrico, una diagonal. En geometría, las diagonales son segmentos que unen dos vértices no consecutivos de un polígono, y en el caso de nuestra “Diagonal”, aquello no ocurre, pues al llegar a la “Cuatro Norte” esta intersecta en dos puntos distintos (no como ocurre en la intersección con la “Plaza de Armas”).

Todo lo anterior, no deja de ser solo un dato curioso, que probablemente no impacta de ninguna manera en nuestra cotidianeidad, pues para cualquier talquino, “la Diagonal” siempre será “la Diagonal”, y “el Pentágono” siempre será “el Pentágono”, pero, de lo que hay que convencerse, es de que la matemática está presente en todo lo que hacemos, es parte constante y permanente de nuestras vidas, y en cada acción que desarrollemos, algo de matemática siempre es posible encontrar.

Héctor Rojas Castro

Director de Escuela

Pedagogía en Matemática y Computación

Universidad Católica del Maule

Mantente Informado
17,000FansMe gusta
7,391SeguidoresSeguir
2,501SeguidoresSeguir
1,130SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas