17.9 C
Talca
InicioCrónicaClaves para mantenerse hidratada durante el verano

Claves para mantenerse hidratada durante el verano

Las guías alimentarias para la población chilena mencionan que, para mantenerse hidratado se debe consumir entre 6 a 8 vasos de agua al día. Específicamente se habla de consumir 2 litros los hombres y 1.6 litros las mujeres, esto considerando que aproximadamente un 20% extra será aportado por los alimentos. En condición de embarazo se deben agregar 300 ml y en caso de estar dando lactancia, se deben sumar 600 ml.

No existe una recomendación en cuanto al tiempo que debe transcurrir para beber agua, ya que dependerá del contexto y temperatura. Algunos consejos para aumentar el consumo de agua son, consumirla al levantarse, antes de comer, durante la comida y antes de dormir. Así como también antes, durante y después de realizar actividad física.

Es muy importante mantener siempre agua a disposición en botellas, por ejemplo, en el auto o en el escritorio y no esperar a sentir sed para beberla. En verano se debe hidratar antes de salir a la calle y llevar siempre consigo agua. Para recordar su consumo, un buen método sería poner alarmas en ciertos momentos del día.

Los líquidos para hidratación deben ser de preferencia agua, agua mineral o aguas saborizadas en forma natural, como, por ejemplo, agua con rodajas de limón y menta. También podría consumirse té, siempre y cuando no contenga azúcar.

Las bebidas, jugos de fruta, néctares o batidos con leche, no se recomiendan para mantener la hidratación, ya que contienen aporte calórico y en la cantidad que se necesita, sería un exceso sobre todo de azúcares.

Algunos de los beneficios de mantener una correcta hidratación son que mantiene la digestión, mejora el aspecto de la piel, ayuda a conservar una correcta temperatura corporal, a mantener una buena función renal y conserva un buen rendimiento físico y mental

Cuando no mantenemos una hidratación se producirá una disminución del volumen circulante de sangre y un aumento de la osmolalidad plasmática. Esto estará en directa relación con nuestro rendimiento físico y cognitivo. Algunas personas pueden manifestarlo en una disminución de la atención, concentración o estado de alerta e incluso puede cambiar el estado de ánimo, además de los síntomas de sed, como sequedad bucal y dolor de cabeza. Cuando se pierde el 2% de nuestro liquido corporal, ya podríamos presentar alguna de estas manifestaciones.

- Publicidad -
Mantente Informado
1,603SeguidoresSeguir
627SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - - Publicidad -
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí