24.9 C
Talca
InicioCrónicaMiguel de Cervantes y de Cortinas: El misterio del Apellido Saavedra

Miguel de Cervantes y de Cortinas: El misterio del Apellido Saavedra

Al repasar el Apellido de los padres de don Miguel de Cervantes, se encuentra un historial  atractivo y poco se sabe de la historia de su madre doña Leonor de Cortinas, quien tuvo una participación fundamental en la vida de nuestro Escritor.

Cervantes es sin duda el genio literario del idioma español. No existe mucha discusión sobre este punto.

Para descubrir el por qué don Miguel adoptó el apellido Saavedra es necesario indagar sobre sus padres, en los antecedentes que a la fecha existen

Don Rodrigo de Cervantes padre de nuestro prócer,  estudió medicina pero no se graduó por causa de una temprana sordera, pero que ejercía – en una comparación con la realidad actual – como un paramédico. No estaba facultado para dar diagnósticos.  Tenía un Certificado de Médico Romancista

Doña Leonor de Cortinas era ama de casa, como era lo habitual  de esa época,  y se dedicó con mucho esmero a la crianza  y formación de los 6 hijos que tuvo el matrimonio Cervantes – Cortinas.

Leonor era del sector de Atocha  en Madrid y provenía de una familia acomodada – que fue alguna vez terrateniente – pero venida a menos. 

Rodrigo contaba con algunos antecedentes familiares  ya que su padre don Juan de Cervantes fue un distinguido abogado que ocupó diversos cargos de importancia. Entre otros, fue miembro del Santo Oficio, cargo que requería de mucho prestigio y debía enfrentar una dura competencia.

Se considera que el amor por las letras en su primera enseñanza fue obra de su madre Leonor de Cortinas quien desde su más temprana edad,  se esforzó en que tomara el gusto por los escritos y lo que ellos contenían.

Cervantes muchas veces afirmó que recogía los papeles que encontraba en la calle para leerlos.

Era un ávido lector.

La connotada cultura y antecedentes históricos y novelescos que se encuentran en El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, son producto de su inacabada lectura de cuanto documento se anteponía en su vida.

También es necesario recordar que fue su madre doña Leonor de Cortinas quien no dejó petición por hacer, afanes que emprender y audiencias que solicitar  con todos y a cada uno de los importantes de España para obtener recursos  y así  pagar el rescate de 500 Escudos de Oro que los piratas argelinos pusieron precio por su vida. 

Por ende, es un misterio la razón por la cual don Miguel adoptó el apellido Saavedra para identificar sus obras y no el de su madre quien no escatimó esfuerzos y sacrificios para pagar el rescate. 

Existen al menos tres teorías que lo fundamentan.

La primera de ellas fue que su primo Gonzalo de Cervantes y Saavedra, quien estuvo también en la batalla naval de Lepanto, y tal vez  se puede pensar que don Miguel consideró que debía proponer un sentido familiar al identificarse con su primo Gonzalo en los Tercios en que se encontraban registrados. No tiene mayor fuerza esta teoría ya que no se advierte en su Obra principal la importancia de un sentido familiar propuesto por Cervantes, esto por cuanto  no se indica que  tanto su hermano como su primo estuvieron en combate.

La segunda teoría es que el apellido Saavedra tiene una mayor prosapia y según se cree un mejor  linaje en especial en la Región de León y esto le daría un mayor renombre en sus obras. Esta teoría puede ser descartada porque el propio Cervantes descalifica los linajes y resalta las virtudes, como se lo plantea a Sancho al decirle que no se avergüence en decir que viene de labradores y que sólo la virtud aquista el valor de las personas.

La última de ellas es la de mayor seguridad de ser la que responde al sentir de don Miguel, tanto en cuanto es de su naturaleza literaria el insinuar personas o nombres sin precisarlos del todo. El mejor ejemplo es Cide Hamete Benengeli que aparece en toda la Obra y no se indica claramente su origen. Solo se le señala como un historiador arábico.

En relación con esta denominación,  en árabe a quien le falta una mano o un brazo se le dice “shiabe – dra”, que se puede traducir como “el manco”. Es ésta la teoría más cercana.

Sin duda durante su cautiverio en Argel debió ser identificado por sus captores como “el manco” y la expresión shiabe – dra  fue le nombre o el sobrenombre con que lo trataron. 

En definitiva don Miguel quiso ser reconocido  ante la Historia Literaria como “Miguel de Cervantes el Manco” aprovechando esta realidad e interpretación  fonética entre los idiomas árabe y español.

No deja de tener razón, ya que lo identificamos  y reconocemos como “El Manco de Lepanto. 

- Publicidad -
Mantente Informado
1,603SeguidoresSeguir
627SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad - - Publicidad -
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí