35.2 C
Talca
InicioCrónicaREPORTAJE: Incendio recordó las fallas estructurales de la Macroferia de Talca

REPORTAJE: Incendio recordó las fallas estructurales de la Macroferia de Talca

Ahora fue un supermercado, una bodega y otros tres locales comerciales que se quemaron por completo. A pesar de tener el grifo más cercano a 200 metros, igualmente Bomberos logró evitar que el fuego se propagar a otros locales comerciales (por Claudio Aguilar Bulnes con fotografías de Luis Casanova)

Fue en junio del 2021 cuando un incendio de grandes dimensiones terminó por destruir 15 locales de pequeños y medianos vendedores de frutas y alimentos, ubicados al interior del patio número uno de la Macroferia de Talca, dejando expuestas severas fallas en el manejo eléctrico y de calefacción artesanal.

De hecho, en aquella ocasión, los peritos del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (LABOCAR) de Talca, trabajaron por varios días, removiendo escombros y buscando indicios para encontrar el punto de origen y causa probable del siniestro. Sólo después que terminaron se dio paso a la etapa de reconstrucción.

La conclusión de los peritos fue categórica. El capitán, Dixon Rivas, jefe del LABOCAR explicó que “encontramos muchas evidencias y elementos relacionados con el uso de braseros y calefacción artesanal, característicos de esta temporada de invierno. Estos elementos nos otorgan información para determinar la dinámica de cómo ocurrió”.

A ello se sumó la denuncia de Bomberos relacionada con la falta de agua en el lugar, por cuanto el grifo más cercano se encuentra a dos cuadras de distancia. A ello se suma que las estrechas calles impiden el acceso de los carros bomba y camiones aljibe, todo lo cual, dificulta la calidad de la labor de Bomberos al enfrentar las llamas.

Pero, lo más preocupante, es que han pasado dos años y todo sigue igual, es decir, todavía no hay grifos al interior del patio número uno de la Macroferia de Talca, tampoco sistemas de detención o respuesta primaria por parte de personas capacitadas. Y menos que existan redes secas para facilitar la labor de Bomberos.

Todo esto quedó nuevamente expuesto el pasado 9 de enero, en horas de la tarde, cuando se registró una emergencia similar, en el mismo patio, pero con una magnitud menor. Así fue gracias a la labor de las siete compañías del Cuerpo de Bomberos que acudieron a la emergencia, así como a la experiencia y destreza de su comandancia.

Cuando llegan al lugar, los bomberos focalizaron su labor en evitar que las llamas se propagaran, porque tanto el supermercado “DyL”, así como una bodega del “Supermercado Mayorista 21”, ya estaban totalmente destruidas y eran insalvables. Además, los propios locatarios ayudaron a rescatar sus productos, mitigando parcialmente el daño.

El que habló duro y golpeado fue Patricio Mella, primer comandante del Cuerpo de Bomberos de Talca. En el lugar, la comandancia instaló un puesto de mando para coordinar a las siete compañías, lo cual permitió evitar que el fuego avanzara a otros locales. También se coordinó la llegada de camiones aljibe ante la falta de grifos.

“El incendio está circunscrito y controlado. Ahora podemos decir que el trabajo se ve lento, porque los carros tienen que salir del lugar para buscar agua y volver. Es una problemática no contar con grifos al interior de todos los patios de la Macroferia de Talca, porque si así fuera, la historia sería muy distinta para nuestra respuesta”, afirmó.

En cuanto a por qué el fuego se concentró en el supermercado y la bodega aledaña de otro local similar, el primer comandante explicó que “los supermercados tienen materiales muy inflamables. Además, se acumuló una alta temperatura que y la explosión de algunos aerosoles. Con esto damos a conocer la necesidad urgente de un grifo”.

“Quienes vean esto será la municipalidad o la empresa sanitaria. Pero aquí se requiere urgente un sistema de grifos al interior. En caso contrario, vamos a estar siempre en la misma situación. En este caso, va a trabajar el departamento de investigación de incendios, así como también debemos determinar el número de damnificados”, añadió.

La respuesta de la municipalidad estuvo a cargo del administrador, Ariel Amigo, quien se constituyó al día siguiente, junto a personal operativo, con quienes se volvió a humedecer los locales siniestrados para evitar rebrotes, además de cargar escombros en camiones para dejar todo el terreno limpio, a fin de comenzar con la reconstrucción.

“Lo primero es lamentar los hechos. A primera hora, llegamos con los equipos operativos para limpiar y recoger los escombros, junto ca un camión aljibe. Luego, veremos cómo apoyar a los locatarios. También tenemos que revisar, para llevar adelante un proyecto e instalar una red húmeda en los distintos patios”, comentó.

En cuanto a la instalación de grifos, el administrador comentó que “vamos a instalar una mesa de coordinación con la SECPLAN municipal, Bomberos y Nuevosur. En conjunto con esta mesa, podemos llevar adelante capacitaciones para los locatarios y tener una primera respuesta adecuada ante una emergencia”.

Por su parte, el concejal por Talca, Ervin Castillo, lamentó la situación ocurrida en el patio uno de la Macroferia. “Empatizar con los locatarios y comerciantes afectados. El administrador municipal se puso en contacto con Bomberos y Nuevosur, para afrontar la falta de grifos, porque esto está ocurriendo con cierta habitualidad, lamentablemente”.

“El trabajo de Bomberos se vio muy complicado, porque no pudieron contar con una óptima disponibilidad de agua. Eso no permitió que se contenga con mayor celeridad el foco principal del incendio. Para ello, necesitamos estar preparados para estas emergencias. Así esperamos prontamente tener avances”, añadió.

A su vez, el también concejal por Talca, Juan Carlos Figueroa, sostuvo que “el daño económico fue muy grave. Es verdad lo que dice Bomberos, porque los grifos están mal instalados. También lo más grave es que hay un problema con el sistema eléctrico del sector, porque no se ha renovado y claramente está mal instalado”.

“Creo que hay un descuido por parte del municipio que debe preocuparse por un bien productivo tan importante para todos los talquinos. Lamento por la gente que pierde sus bienes. Es un problema de la administración municipal. Es el alcalde quien tiene que dar las instrucciones, porque es evidente que hay fallas”, añadió.

Por su parte, el concejal, Hernán Astaburuaga, sostuvo que “es una situación muy crítica. Tenemos problemas porque el municipio no toma decisiones. Tenemos graves problemas con la Macroferia, con un patio tomado. Pero el municipio ni siquiera toma acciones para asegurar condiciones mínimas de seguridad”.

“Es otro incendio más y no ha cambiado nada. No hay grifos, no están certificadas las instalaciones eléctricas y cada locatario hace lo propio con su local. Por ello, convocamos al alcalde para que tome decisiones en estos temas que son de ciudad. La gente se merece un liderazgo nuevo y activo en estos problemas que son históricos”, agregó.

A su vez, la concejala, Carolina Soto, comentó que “en los últimos incendios en la Macroferia se sugirió a la municipalidad aumentar la capacidad y postura de grifos, pero ahora tuvimos una nueva emergencia y todo sigue igual, es decir, nada ha mejorado. Ya ha pasado un año y medio y me preocupa que no se mejoren las cosas”.

- Publicidad -
Mantente Informado
4,018FansMe gusta
1,603SeguidoresSeguir
627SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -
Noticias Relacionadas