9.5 C
Talca
InicioCrónicaREPORTAJE: Planta de compostaje municipal de Talca alcanza 60% de avance

REPORTAJE: Planta de compostaje municipal de Talca alcanza 60% de avance

Alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, realizó una visita inspectiva a las faenas y destacó la relevancia que tiene en el legado para proteger el medio ambiente mediante el tratamiento de residuos orgánicos vegetales para producir compost

Los datos en materia de gestión de residuos en la comuna de Talca hacen necesaria la intervención con acciones de corto y mediano plazo, pero que tendrán un efecto permanente y duradero, especialmente para el medio ambiente. Es que el 45% de los desechos de la comuna corresponde a materia orgánica, es decir, restos de comida y vegetales de origen domiciliario, cuya principal propiedad es poder desintegrarse o degradarse rápidamente, transformándose en otra materia orgánica.

Para aprovechar esta condición, la Municipalidad de Talca encabezada por el alcalde Juan Carlos Díaz trabajó en un proyecto que arrojó como resultado la construcción de una planta de compostaje para el procesamiento de los desechos de materia orgánica vegetal, actualmente en proceso de edificación, que será la planta más grande del país, gracias a la colaboración del gobierno de Canadá -por intermedio de un acuerdo de colaboración con Chile-, de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativa (Subdere) y el aporte de la Municipalidad de Talca y el Gobierno Regional del Maule.

Para el alcalde Juan Carlos Díaz, se trata de “un avance significativo en todo lo que dice relación con generar un Talca más sostenible, donde la disposición de residuos es fundamental”.

El jefe comunal recalcó que, en la comuna, los residuos orgánicos vegetales representan alrededor del 45% de los residuos domiciliarios y de otras actividades propias, como es el caso de la poda o desbroce de espacios públicos.

“Por eso nos propusimos, en la nueva concesión, el objetivo de disponer estos residuos y transformarlos en algo útil para nuestros vecinos y vecinas como es el compost. Con él podremos aplicar abono a nuestras áreas verdes, entregar a nuestros vecinos, a los colegios. También, que la vida útil de nuestro relleno sanitario se prolongue y generar menos gases de efecto invernadero, con lo que ello conlleva”, explicó.

APORTE AL MEDIO AMBIENTE

Cabe señalar que, en Chile, los residuos orgánicos vegetales componen, en promedio, el 50% de los residuos sólidos generados, por lo que se considera fundamental que los municipios implementen sistemas integrales y sostenibles para el manejo eficiente de estos residuos con el fin de reducir las emisiones de gases por efecto invernadero en el sector de residuos. Es preciso indicar que las emisiones del sector de residuos vienen precisamente de la descomposición de estos en los rellenos sanitarios.

Es por ello que uno de los objetivos de la puesta en marcha de la planta de compostaje en Talca es desviar los residuos orgánicos vegetales, evitando que lleguen a los rellenos sanitarios para generar gases, y manejarlos de manera sustentable a través de compostaje para recuperar los nutrientes y reincorporar a la tierra la riqueza que está en los residuos que hasta ahora solo se están enterrando.

Y aquí aparece un dato que es fundamental: una tonelada de residuo orgánico que va a relleno sanitario genera 60 veces más gases de efecto invernadero que si se trata a través de compostaje.

Ahora bien, la planta de compostaje de Talca, una vez en plena operación, procesará 500 toneladas mensuales de residuos orgánicos vegetales, lo que significa un aporte cuantioso al medio ambiente. Además, la planta de compostaje permitirá liberar el 3% de la capacidad del relleno sanitario.

¿CÓMO FUNCIONARÁ LA PLANTA?

La planta se abastecerá de los residuos orgánicos vegetales de los domicilios y desechos provenientes de ferias, así como también de las mantenciones de las áreas verdes y jardines, podas y raleos en la ciudad.

Es decir, el abastecimiento de la planta está garantizado desviando el residuo orgánico vegetal que hoy en día va directamente al relleno sanitario. El material se procesará a través de tres máquinas: la primera es un triturador, el cual disminuye el tamaño de la partícula. Posterior a eso, se mezcla con la astilla y el follaje de la ciudad, para ir armando pilas de compostaje, la cual alcanza un volumen de 500 metros cúbicos.

Luego, se cubren las pilas de compost con un material GORE-TEX para acelerar la descomposición de los residuos.

De ahí viene un proceso de clasificado, con un arnero Trommel, tecnología de punta, y así obtener una granulometría final con un tamaño de partícula fino para darle uso en viveros, huertos comunitarios, jardinería, áreas verdes, entre otros.

La planta usará tecnología en base a un sistema de tuberías para aireación, que facilita el proceso de descomposición y sirve para el manejo de olores. Se utilizarán membranas que no permitirán filtración de agua lluvia a los residuos orgánicos vegetales.

Con este sistema, se estima que se reducirá el tiempo de obtención de compost en un 70%, en relación a otros mecanismos que no utilizan las geomembranas.

Mantente Informado
17,119FansMe gusta
7,416SeguidoresSeguir
2,501SeguidoresSeguir
1,130SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas