20.2 C
Talca
InicioEconomíaSubsecretario de Agricultura: “Hay que repensar el tema de la plantación forestal"

Subsecretario de Agricultura: “Hay que repensar el tema de la plantación forestal»

Subsecretario José Guajardo conversó con Diario Talca sobre temas sectoriales que preocupan al mundo del agro, entre ellos, la sequía y su impacto productivo, así como las medidas que se pretenden impulsar en el sector forestal, entre otras numerosas inquietudes que son de interés para una región como el Maule (por Claudio Aguilar Bulnes)

¿En qué consiste el plan Chile Apoya que usted y el ministro vinieron a explicar al Gabinete Regional?

“Frente a la situación compleja que vive el país, tanto en el tema económico y sanitario, el Gobierno tuvo que tomar medidas importantes y rápidas. Así el Presidente Boric nos ha pedido que salgamos a las regiones para transmitir información sobre este plan. Y a nosotros, como Ministerio de Agricultura, nos ha tocado recorrer la región del Maule, tanto el ministro como yo en calidad de subsecretario, para sincronizar toda esta información y transmitirla a los seremis. A la vez, queremos ayudar en el trabajo que desarrolla la Gobernadora Regional, Delegados, alcaldes, parlamentarios y consejeros regionales. Queremos trabajar en sintonía para tratar de ayudar en esta grave crisis que vive el país”.

¿En qué consiste este plan del Gobierno y cuáles son sus plazos?

“Se trata de un plan de reactivación inclusivo porque es para todos sin distinción. Se llama Chile Apoya y la idea es empezar a trabajar ahora ya, en este mismo mes de abril, para seguir avanzando en mayo con aquellos aspectos más complejos. Además, durante el año vamos a seguir desplegando actividades”.

¿Qué ayuda llegará a las personas?

“Existen algunas medidas que son de rápida implementación. Nosotros manejamos aquellas que tienen que ver con el ámbito silvoagropecuario porque es nuestra especialidad, pero existen muchas otras que tienen que ver con sectores tan variados como vivienda y desarrollo social”.

¿Y en el caso de la agricultura?

“Tenemos en primer lugar todo lo que es el apoyo a los mercados y ferias campesinas. Para ello, ya contamos con recursos aprobados del presupuesto nacional. Se va a tratar de $1.080 millones que tenemos dispuestos para ello y podemos empezar al más breve plazo, para utilizarlos a través de Indap. La idea es que los municipios puedan instalar mercados campesinos en distintos puntos de sus comunas, privilegiando aquellos puntos de mayor afluencia de público en cada comuna. La idea es que, en esos lugares, los propios campesinos y productores puedan comercializar e interactuar directamente con el público”.

¿Pero eso ya se está llevando a cabo en algunas comunas?

“Sí, pero queremos que no sea algo puntual, de un fin de semana, sino que tenga características de más largo plazo y, para ello, vamos a levantar esa herramienta que, además, tiene financiamiento propio”.

¿Usted tiene experiencia en este trabajo directo con los productores para saber lo que ellos necesitan?

“Yo he trabajado en programas de desarrollo local de municipalidades, como jefe técnico y asesor. Allí me pude dar cuenta que una de las demandas más importantes es que ellos son buenos productores y conocen a la perfección sus rubros, pero no saben cómo comercializar, porque no hay dónde vender. Llevan sus productos a lugares donde les pagan muy poco y el comercializador es el que se lleva la ‘tajada del león’ como se dice en forma coloquial. Entonces, la idea es que ellos puedan estar en algún centro comercial con sus puestos o en un mercadito que se instale en una plaza, dependerá de dónde tengan más público. Para ello, los alcaldes deben presentar sus propuestas para ir viendo quién se las adjudica”.

¿Qué proyecto de ley o medida de más largo plazo se va a llevar a cabo para impulsar la reforestación?

“Hay un programa de reforestación, pero con un foco más ligado al bosque nativo. Lamentablemente, el ámbito forestal ha recibido bastantes críticas por el tema del mono cultivo y del poco cuidado que se tuvo, muchas veces, durante los incendios forestales de 2017, donde se perdieron vidas de combatientes. Entonces, hay que repensar el tema de la plantación forestal, porque el pino y el eucalipto consumen mucha agua. Hoy tenemos un tema de interacción entre las viviendas habitadas y el bosque que genera micho ruido. Entonces, vuelvo a decir que hay que repensarlo. Nuestro foco, hoy, está más en la línea de recuperar suelos degradados, pero con bosque nativo más que plantación forestal”.

¿Y cómo se orienta esta política de Gobierno atendidas las necesidades productivas de esta industria?

“Nuestro ministro tiene una palabra que se la escuchamos al Presidente Boric que es ‘y’ no ‘o’. Entonces, lo que esté bien hecho se puede potenciar, es decir, se mantiene igual. Es como la fruticultura y el pequeño campesino. No es una cosa u otra, sino y otra.  No es el gran exportador o el agricultor pequeño. En los lugares donde la plantación forestal sea útil, esté bien manejada y sea un aporte para la comunidad, bienvenida y potenciada. Pero en otros lugares la situación es distinta. Hablamos con alcaldes de zonas costeras donde la plantación forestal motivan quejas”.

¿Entonces cuál va a ser el criterio?

“Si las comunidades se ven afectadas y no están de acuerdo, por mucho que sea un negocio muy lucrativo par algunos, nuestro deber es velar por el bienestar de la mayoría de la comunidad y no solamente por algunos”.

¿Qué va a pasar con la declaración de emergencia agrícola por sequía respecto a si las municipalidades van a contar con recursos para ir más allá ´que el arriendo de camiones aljibe? ¿Habrá ayuda en alimento para animales de los campesinos?

“Recién llegados a instalarnos en el Ministerio de Agricultura nos visitó una treintena de alcaldes de zonas rurales y urbanas. La urgencia era la misma y apuntaba a la sequía y a su impacto en la vida de las personas y en la agricultura. Se solicitaron regionalmente las declaraciones de emergencia agrícola, lo cual no es arbitrario, porque se debe justificar a nivel técnico desde el nivel regional al nacional. Esa medida ya se adoptó en la mayoría de las regiones, incluyendo al Maule donde se renovó la declaración de emergencia agrícola por sequía. Y ahora se tiene que empezar a trabajar con recursos que, en todo caso son limitados, lo cual sabe todo el mundo”.

¿Entonces cómo se van a gestionar esos fondos que son urgentes para las zonas rurales?

“Decidimos que se van a reasignar fondos que teníamos para otras cosas, a través de un fondo de emergencia, para dar solución en el forraje o suplemento alimenticio para los animales, alimento para las abejas y estanques de acumulación de agua. Y ahora estamos a la espera que el ministerio de Hacienda nos autorice esa reasignación para salir a la calle a realizar las entregas. Estamos bastante avanzados y adelantados, pero nos falta que esté visado por las instancias administrativas que correspondan”.

¿Qué garantías existen para los agricultores que sus derechos de agua seguirán vigentes considerando la reforma al Código de Aguas recientemente promulgada y los debates que se están dando en la Convención Constitucional?

“Estamos en pleno proceso. La analogía que sirve aquí es que esto está muy líquido, hablando justamente de agua. Hemos sido críticos del Código de Aguas y esta suerte de propiedad que se ejerce sobre el agua que, además, es indirecta. Lo que ocurre es que se entregan derechos de agua, pero después constituyen propiedad. Tanto es así que al final son, incluso, aceptados como garantías en los bancos. Actualmente muchos bancos tienen garantizados distintos servicios financieros sobre la base del agua. En Chile, el Código de Aguas permite que los derechos de los regantes sean tranzados como un bien más. Se pueden heredar e hipotecar, por lo cual, tiene que haber un cambio. Estamos en un proceso donde la Convención Constitucional y el Gobierno han hecho manifestaciones, en el sentido de que no es el interés dejar sin agua a aquel que está trabajando en rubros como la agricultura. El norte es que no haya lucro o más lucro en el tema del agua. Que no exista especulación, en el sentido de que yo compro derechos de agua a 10 para después venderlas a 20. Es decir, el dueño del agua que la ocupe toda y que se jodan los que están más abajo en el río. No, eso no es lo que queremos. La idea es que ocupemos el agua racionalmente y si no están ocupando los derechos de agua, entonces, que tengamos una normativa tal que permita que se pueda entregar a oras personas o regular en distintas instancias. Yo no soy convencional constituyente, no es mi rol, pero desde el Gobierno la mirada que tenemos es hacia un buen uso del agua, que seamos solidarios y austeros, así como profesionales en cuanto a tecnificar el riego agrícola”.

¿Qué hará el Ministerio de Agricultura con Conaf pensando que el Gobierno anterior se había planteado traspasar sus facultades como servicio forestal al Ministerio del Medio Ambiente?

“Eso se está discutiendo en proyectos de ley en el Congreso. El nuevo Servicio de Biodiversidad y Áreas Silvestres Protegidas es todavía un proyecto de ley que le da un nivel más alto a las reservas y parques nacionales, permitiendo que todos estos espacios de cuidado de la biodiversidad pasen como paquete institucional al Ministerio del Medio Ambiente. Y también hay otra propuesta que busca cambiar la institucionalidad de Conaf que, actualmente, es una corporación de derecho privado, para que pase a ser un Servicio Nacional Forestal”.

¿Y cómo ve el Gobierno estas propuestas?

“Actualmente está todo en proceso. Existe bastante coincidencia en algunos aspectos. Recordemos que el programa del Gobierno está apoyando la postulación de este proyecto de áreas protegidas para Medio Ambiente. Pero es el Congreso el que debe sancionarlo y allí queda bastante trabajo por realizar”.

Mantente Informado
11,071FansMe gusta
4,491SeguidoresSeguir
916SeguidoresSeguir
829SuscriptoresSuscribirte
Noticias Relacionadas